jueves, 1 de diciembre de 2016

AvispaNews: Haruki Murakami crea su propio Premio Literario (que espera se vuelva tan altamente sobrevalorado como el Nobel) y se lo entrega a Paulo Coelho


Notas: Leer notas de autora al final del post.

A pesar de que cuando se le inquirió respecto a su opinión acerca de la más reciente elección de los responsables de la entrega anual del Premio Nobel de Literatura en la cual Bob Dylan se vio inmerecidamente premiado con la distinción, Murakami prefirió mantenerse al margen y en cambio aprovechar la ocasión para manifestar lo siguiente: “Se me ocurrió cuando me puse a “googlear” para mi siguiente novela. Me gusta revisar el entorno actual y sobre todo las noticias de los países especialmente marginados. Me sirve como material en las conversaciones entre mis personajes y demostrar lo mundanos, bohemios y sensibles que pueden ser. Nada como la tragedia del tercer mundo para volver a tu personaje la reina suprema del existencialismo. Entonces encontré una nota acerca de Venezuela que decía que su Presidente había creado su propio Premio de la Paz y pensé: si un sujeto que en medio de una alocución oficial se refiere a su Pueblo como “millones y MILLONAS” y es Presidente de una Nación (tercermundista) pero nación al fin,  ¿por qué no podría yo (que he escrito y descrito personajes cocinando/cogiendo/y mirando la infinidad de la nada y hecho como si en verdad fueran importantes y sobre todo altamente existencialistas) crear mi propio Premio Literario?”

Luego de que se le cuestionara respecto a quien consideraría digno de ser laureado con esta premiación de dudoso origen, fundamento y propósito y el interpelado hiciera una larga pausa contemplativa en la cual por alguna razón que servidora desconoce consiguió lucir escandalosamente profundo, transcendental y como si acabara de descubrir el significado de la vida con sólo mirar a la nada pero pareciendo como si en realidad mirara algo en concreto, respondió: “Hay mucho talento que merece ser reconocido—dijo mientras que como quien no quiere la cosa se echaba una mirada intencionada a sí mismo—Pero si para algo existen los premios completamente sobrevalorados, como espero que el mío se convierta, es para darle a los grandes egos con gran necesidad de validación una proverbial lamida en el culo. Por eso escogí a Paulo Coelho, él, sin lugar a dudas representa el epítome del escritor moderno cuyo ego no sólo necesita ser reivindicado repetidamente para compensar otras carencias (como la de en realidad escribir algo que valga la pena) sino que creo que su trabajo, de haber conseguido el éxito a nivel mundial a pesar de no haber aportado absolutamente nada a la literatura, debe ser laureado y revalidado por la aprobación de un tercero. Ese sujeto simplemente convenció al mundo de que puede escribir, a pesar de que en su mayoría su discurso deriva en la estupidez de remarcar hechos simples como si fueran trascendentales tales como: el café con leche es café, pero con leche, o que la lluvia moja. Es un genio…, de la estupidez.”

Como servidora seguía sin estar muy convencida de las motivaciones del escritor de la tierra del sol naciente, aparte de protagonizar un berrinche a escala internacional por seguir siendo trolleado por los responsables del Nobel, se le inquirió de si aquello no tenía nada que ver con seguir siendo el Leo DiCaprio de la Literatura pues, ¿por qué crear tal premio y entregarlo precisamente a Coelho justo ahora y no antes?

Posterior a estas últimas indagaciones resultó imposible continuar la entrevista, puesto que el berrinche de Murakami alcanzó niveles impresionantes. Luego de balbuceos como “Yo no necesito un Nobel” “Me la sudan los premios altamente sobrevalorados” “Coelho sí está desesperado, yo no” “Te voy a mandar a mis amigos Yakuza” “Soy transcendental” quedó en evidencia que hay cosas que el ego de un escritor de súper ventas no puede soportar, entre ellas que un sujeto (Bob Dylan) que probablemente cuando se le informó que había ganado el Nobel se quedara perplejo y preguntara por qué se lo ganó, gane dicho premio.

N/A: Sé que es realmente tarde para postear esto (que estaba listo hace un buen) pero Murphy me ha jodido seriamente este año, sin embargo allí estaba y finalmente pude acceder a él, así que, qué más. Espero que lo hayan disfrutado.

lunes, 31 de octubre de 2016

It (Eso) de Stephen King

10576

¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.
It es una de las novelas más ambiciosas de Stephen King, donde ha logrado perfeccionar de un modo muy personal las claves del género de terror.


Vamos a secuestrar a las mujeres y a violar a los hombres
Oh, wait, ¿no era al revés?


Terminado de leer 11/08/2016

Más que reseña, creo que esto será un compendio de lo que fue mi experiencia con este señor padre de todos los tochos.

Según Goodreads llevo leyendo este tochazo desde el 2015…

*whispering* what a lie is your life, CalypK.

Me tomó de hecho, una semana leerlo. En el 2015 lo que hice fue ponerlo en mi currently reading  shelf y allí dejarlo tirado a languidecer. El pobre desgraciado. Hace una semana (desde que lo terminé) vi algún meme de “ESO” en feisbuh, y me molesté tanto conmigo misma porque no formaba parte de la tribu adoradora del señor King y no entendía el lenguaje de su tribu de culto, que pasé por una importante etapa de depresión: me enfadé, le recriminé a mí misma, quise abofetearme (pero no lo hice porque tengo un importante sentido de autopreservación) luego quise llorar (tampoco lloré) medio me dio sueño y ya luego de que me espabilara, acerté a poner mis asuntos en orden y finalmente ponerme a leer.

En fin, otro problema resuelto por designios divinos (o sea INTERNET) específicamente feisbuh, lo que es raro porque ese es un antro de perdición.

Ya comenzada la lectura debo confesar que pasé por tres momentos lectores: el primero fue que no sabía muy bien cómo tomarme lo que estaba leyendo, luego medio me aburría porque tenía atravesado entre ceja y ceja a Bill el tartaja (tuve que buscar qué significa tartaja) y luego comenzó el frenesí (como el de los tiburones cuando huelen sangre, o el de “ESO” cuando le huele a niño) no podía parar de leer. Yo soy del tipo que lee sin parar hasta muy entrada la noche. Qué noche, amanezco leyendo. Pues bien, es una terrible idea, sobre todo cuando se trata de alguien tan aberrado como King, que describe sangre, bilis y partes del cuerpo cercenadas a diestro y siniestro.

Como decía…



Porque soy altamente paranoica y altamente influenciable. Soy del tipo que ve zombies en la televisión Cofcof TheWalkingDead Cofcof e inexorablemente soñaré con zombies, lo que me da repelús, porque esos son sueños que pude haber destinado a comer interminables barras de chocolate sin engordar o hacer un trío con Tom Hiddleston y Tom Felton. Vivimos de la decepción, pues.

La cosa fue así: se me cerraban los ojos y quería saber cuál sería la próxima víctima de “ESO” cuando decidí que ya había sido suficiente. Fue entonces cuando se presentó el primer dilema: levantarse apagar la luz, eso no tanto, sino pegar un salto que te transporte desde el sitio donde está el apagador hasta tu nidito sacro santo. Lo pensé, me armé de valor y lo hice. Fui tan estúpida en mi dignidad para que estando a oscuras diera pasos lentos y vacilantes (muy dignos) que ya luego al acercarme a la cama a la distancia de que algo te pueda pillar desde debajo diera un salto que hizo chirriar los resortes del colchón. Olvidada mi dignidad pataleé y manoteé hasta cubrirme con la sábana hasta la cabeza, cubriendo todo (excepto mi dignidad, por supuesto, esa estaba desparramada en el suelo de mi cuarto), cuando por casualidad me puse de lado y estuve a punto de dejar colgar uno de mis brazos, de inmediato me hice todo lo que me permitió mi cama individual hacia atrás hasta pegar la espalda a la pared.

¡El maldito Pennywise no se iba a quedar con uno de mis brazos! ¡No, señor!

Luego vino el segundo dilema: dormirse. Con los ojos apretados, hyperconsciente de mi  alrededor, del silencio y sobre todo de lo que por casualidad no es silencio, las vi negras para dormirme, el sueño se había esfumado y tenía la mente a millón. Elucubraba cada posible situación en la que podía aparecerse “ESO” allí tenía una línea de pensamiento de lo más morbosa, luego de la racional que despotricaba en mi contra por mi estupidez. Al final las cosas se resolvieron por sí solas, empezó a cantar un grillo que llevaba varias noches en mi cuarto y me irritó tanto que dejé olvidados mis temores hasta que conseguí dormirme.

Finalmente, lo inexorable: las pesadillas.

Fueron dos noches terribles de pesadillas, gente bonita (y lectora) dos noches de sangre, bilis y partes cercenadas cortesía del señor King, que la verdad no estuvo tan mal, no hasta que una de esas dos noches se presentó mi “ESO” particular.

¿Alguno sabe cuál es su “ESO” personal? Me apuesto un sueldo mínimo venezolano que el de King es una macro-araña.

El mío muy simpáticamente se acercó a mí con la forma del payasito más querido por todos los niños, Pennywise, para luego transmutar en lo que no me quitaba el sueño desde que era niña: una muñeca de cuerpo de trapo y de cabeza gigante de plástico con cabello rojo de estambre del tamaño de un niño de tres años.



La cosa que tuvo a bien regalarme una tía materna (la que unos años más tarde me regalaría un libro de Coelho, mai gad, esta tía de verdad que atina bastante con sus regalos) es un objeto del cual me deshice en cuanto podía salir a la calle sola sin que nadie me tuviese que acompañar, se los digo sin remilgos: esa muñeca del demonio terminó en la basura. Esa porquería me atormentó desde el día que supe de la existencia de Chuky, que aunque nunca tuve el valor suficiente de ver la película, sí adquirí de forma indirecta el suficiente conocimiento acerca de su existencia como para temerle, y mucho. Y todos mis miedos se vieron materializados con esa maldita muñeca. Se podrán imaginar el mal rato que pasé en aquel dulce reencuentro dentro de mis sueños.

Al día siguiente tomé la previsión de no leer hasta tarde (por mucho que quisiera) aunque mis molestias no disminuían, la verdad es que sólo quería que King me diese un descanso y dejará de matar y mutilar, llegó el punto en que toda la sangre y bilis y cabezas, mai gad este hombre en verdad ama cortar cabezas, me tenían así:



¿Pueden creer que antes de “ESO” a mí se me hacían simpáticos los payasos?



Not anymore

Y es que antes de leer esto pensé que ya había perdido mi pureza (luego de un BDSM que leí en enero en el cual un personaje está a punto de meterle una espada en la vagina a otro personaje) evidentemente me equivocaba, era más inocente y pura que Yisus recién nacido en el pesebre. Y no lo sabía. Si pueden evítense dos cosas: la primera, empezar directamente con este atroz libro de King, creo que es de lo más retorcido en su haber, aunque no me crean, porque este es mi primer King, la segunda, les pido encarecidamente: NO lean esta fuente de horrores de noche, evítense ese trauma.

Ahora creo que debería hablar un poco del libro como tal. Bien, ¿qué tenemos acá? Aparte de horrores y horrores de pesadilla. Tenemos una historia que se cimenta sobre una importante cronología. “ESO” lleva mucho tiempo matando (antes del período de nuestros 7 magníficos) la ciudad en la que vive “ESO” es su coto de caza privado. Se alimenta de la fe, a pesar de que es esa misma fe la única cosa que puede derrotarle. “ESO” tiene períodos de “hibernación” de unos 25, 26, 27 años, algunas veces despierta más tarde o más temprano. ¿Se imaginan que no tuviera esos períodos de inactividad?, mai gad, no quedaría ciudad para contarlo. En fin, esa ciudad, Derry, tiene historia, mucha de ella. Tenemos que King nos cuenta incluso el advenimiento de “ESO” *hago inciso ¿qué opinan de que “ESO” venga de fuera? Yo la verdad no sé cómo tomármelo, por una parte me recordó a Dragon Ball que tenemos a los Saiyajin que vienen del planeta Vegeta y por otra hasta tuve una sensación “Regular Show” que allí un ave y roedor viven sus vidas “normales” a intervalos de cosas fantásticas, es como realismo mágico, ¿no? ¿Es “ESO” realismo mágico? Aclárenme eso, por fa*, las desgracias que han acontecido entre ciclos de hibernación, las particularmente sádicas desgracias que ocurren cuando “ESO” despierta o se echa a dormir y el crecimiento y podrida prosperidad de Derry (Es que bueno, “ESO” cuida de sus mierdas) Todo contado de forma tan exacta y precisa que no necesita de un calzador para encajar. En este punto hubiese deseado tener habilidades creativas para retratar mediante dibujos y gráficos la cronología de Derry y “ESO” pero bueno, no hay talento y qué se le hace. 



Ahora, acerca de los personajes. Lo diré directamente: Bill el tartaja es un pendejo insufrible completo inmerecedor del hype que le precedía. Cada vez que leía el gran Bill esto, el gran Bill aquello…, me decía ¿y para cuándo la supuesta grandiosidad de Bill? Llevaba aproximadamente la mitad del libro cuando me dije: Ok, no me gusta, pero tampoco me disgusta y entonces sucedió, que resulta que el gran Bill es un pendejo sexista, porque resulta que aquel pendejo no podía concebir que Bev, por ser mujer, o bueno niña, participara en una ceremonia que tradicionalmente está pensada para hombres…



Llegué a un punto en el que me invadía la anticipación por la que “ESO” se cargara a Bill, y casi lo di por hecho cuando en una escena con Bev, él piensa algo así como que no sobrevivirá y será Ben el que la lleve a casa, yo estaba entonces exultante, estaba…



Pero entonces se vino el encuentro final con “ESO” y el maldito sobrevive.



King rompió mi kokoro.

En fin, como no todo es malo, pude llegar amar y besar el suelo que pisaban cuatro personajes: Ben, Richie, Mike y Eddie (en ese mismo orden)

Ben era básicamente yo: gordo e iluso y solitario. Pobre cosa, antes del amanecer de los 7 magníficos estaba tan solo.

Richie, ay Richie, ese chico estaba tan mal. Un maldito bocazas con un encanto que sólo pueden llegar apreciar los amigos más cercanos.   

Mike, bueno, Mike era un buen chico, había tenido la fortuna de tener buenos padres. Y es en esencia el tipo al que llamaría en caso de emergencia.

Y finalmente Eddie. El alfeñique. Eddie era demasiado buen amigo para ser cierto. Él, al igual que los otros, me imagino, estaba dispuesto a dar la vida por Bill. Quiero un amigo como Eddie, la verdad sea dicha. Además me resultaba entrañable sus caricaturescas maneras: hipocondríaco, niño de mami y con un preocupante complejo de Edipo.  

De los demás, bueno Bill como ya está visto no es santo de mi devoción. Stan no llego a tener tanta participación como para calarme. Y Bev, ugh no, me causaba demasiada controversia su asunto masoquista como para poder simpatizar con ella. 

Ahora hablaré de dos cuestiones por las cuales “ESO” no se ganó la nota perfecta conmigo, la primera: El estilo narrativo de King.

Es la primera vez que lo leo y la verdad me esperaba un estilo peculiar, específicamente uno florido, lo cual no es el caso. Pero sí, de hecho, el estilo de King es peculiar. Por nombrar algunas de sus peculiaridades, tiene esta cosa en la cual interrumpe su línea de pensamiento para acotar ideas a modo de pensamientos íntimos de los personajes entre paréntesis lo cual, no sé, ¿me desconcertó? Me recordó a algo que hace Tahereh Mafi, la cual escribe cosas a modo de pensamientos íntimos y los tacha, en su caso no me gustó. No estaba bien ejecutado. En el caso de King, no creo que no estuviera bien ejecutado, pero igualmente me desconcertaba y no llegó a convencerme.

Luego estaba esta otra peculiaridad en la que dejaba las ideas inconclusas al final de determinados capítulos y luego empezaba el siguiente capítulo siguiendo más o menos la idea final del capítulo anterior pero continuando un desarrollo que no tenía que ver en nada con lo que se estaba leyendo. Me exasperaba, y mucho.

Creo que simplemente es cuestión de cogerle el gusto, pero mientras me quedo con la sensación WTF en lo que respecta al estilo de King.

Y luego está la cuestión de una escena que no es tanto que no me hubiese gustado, disgustado o algo, sino que me pareció sumamente inverosímil y es, SPOILER ALERT! cuando los 7 magníficos tienen una orgía en la cloaca luego de derrotar a “ESO”. Antes de que me digan: ah mojigata, que los niños tienen sexo y tal y pascual…, les digo que ese no es el caso. Me consta que hay niños que tienen sexo, de hecho recuerdo como en mi barrio nos juntábamos un grupito en la casa de alguno y en uno de esos momentos de ociosidad, un niño y una niña se ponían hacerlo así como si tal, de hecho, ¡MOM, NO leas esto! En mi casa aquello llegó a suceder, dos de mis vecinitos lo hicieron debajo de la mesa del comedor, mientras el resto miraba.

Es que sí, los niños inventan, inventan mucha vaina. So, el acto en sí no es lo que me causa perplejidad. Sino las circunstancias, porque bueno ¡Están en una fuckin’ cloaca! Acaban de enfrentarse a un horror y lo que se les ocurre es…, ¿ponerse a tirar? No me jodan. Los niños sí pueden de hecho ponerse a tener sexo, pero no a conciencia de que les generará placer o como un acto simbólico como quiso a dar entender King (de esa forma se apela a una madurez que a esa edad no se tiene) Sino para atentar contra algo que está “prohibido”, por curiosidad o por simple y mero ocio.

So, no me compro tu orgía infantil, King, no me la compro.

AHHH, ¡lo había olvidado completamente! De hecho este párrafo lo escribo dos días después de haber dado por terminada la review. Pero la cosa me vino violentamente como un fogonazo que atraviesa una tormenta, y es: que no quedé convencida con eso de que todo estaba predestinado, aunque al final King le da forma a esa fuerza que místicamente hace que se reúnan los 7 magníficos y sepan “por instinto” cada paso a seguir hasta el encuentro final con “ESO”, llamándole: “el otro” pues a mí no me engaña, esa fuerza misteriosa tiene nombre y apellido y es: STEPHEN KING

En fin, creo que King lives up to the hype, por lo que continuaré leyéndole. ¿Qué cosa suya debería leer a continuación? Que sea un standalone, que estoy tan podrida en serie/sagas como para morirme sin terminarlas.

Lo bueno: Mai gad, es un libro casi perfecto, sobre todo, una referencia obligatoria en la cultura moderna, ¿debería ver la peli que hay o esperarme a que salga el nuevo remake?

Lo malo: Toda la roncha que pasé con las pesadillas *sobs*

Lo feo: Nada que reportar.

P.S.: ¡Lo había olvidado! Anoche soñé con King (Me tomó dos días terminar esta reseña) pues bien en la primera noche de escribir la reseña, soñé que King me firmaba un libro (en la portada tenía un globo azul) me ponía entonces su firma (y no sé si él sepa dibujar) pero en mi sueño junto a su firma dibujaba un cochecito de bebé tirado boca abajo y yo tipo:



P.S.2.: En el universo de “ESO” me gustaría ser el barquito de papel que le hace Bill el tartaja a Georgie. Es como, la única cosa que llega a pasar por las manos de “ESO” y sale sin rasguño alguno y de paso tiene un final feliz, ¿termina en el mar, no?

P.S.3.: ¿Quién creen que sea el padre de los bebés de “ESO”? ¿O creen que se trata de algo como lo de la Virgen María y Godzilla, o sea por obra y gracia del Espíritu Santo?

Canción para este libro: Arsonist's lullabye de Hozier, un buen libro se merecía a alguien tan bueno como Hozier y la canción le sienta perfecta, I mean: When I was a child I heard voices, some would sing (“ESO”) and some would scream (Los niños)

sábado, 22 de octubre de 2016

The architect of song (Haunted hearts legacy #1) de A.G. Howard

29631300

Una dama prisionera de su sordera, un arquitecto prisionero de su pasado, y un fantasma prisionero dentro de los pétalos de una flor—se entrelazan en esta historia de amor que trasciende la vida y la muerte.
Durante la mayor parte de su vida, Juliet Emerline de diecinueve años de edad ha subsistido—aislada por la sordera—de hacer sombreros en la soledad de su hogar. Ahora está en riesgo de perder su santuario debido a Lord Nicolas Thornton, un excéntrico y misterioso arquitecto de veintisiete años con diseños en su humilde hacienda. Cuando secretamente atestigua su ataque de furia junto a una tumba, Juliet investiga, encontrando el nombre “Hawk” en la lápida y una flor inusual en la base. En el momento que Juliet toca los pétalos, un joven noble ingles aparece en forma fantasmal, cantando una canción que sólo sus oídos sordos pueden oír. El fantasma no recuerda nada, ni su identidad o su muerte, excepto por el nombre que lo persigue después de la muerte: Thornton.
Para vengar a su compañero fantasma y salvar su hacienda, Juliet pone de lado su miedo a la sociedad y viaja al aislado complejo vacacional de Lord Thornton, haciéndose pasar por una fabricante de sombreros de una de sus tiendas. Allí, Juliet se encuentra cuestionándose en quien confiar: el arquitecto de carne y hueso que puede interactuar con ella a través de gestos románticos, notas de amor y caricias sensuales… o el fantasma que le ofrece serenatas con hermosas canciones y ardientes palabras, tocando su mente y alma como ningún otro hombre nunca podrá. Mientras siniestras verdades detrás del interés de Lord Thornton en su hacienda y su vínculo con Hawk salen a la luz, Juliet es atrapada en una red de secretos.  Pero es demasiado tarde para escapar, y el trágico amor que ha tomado semilla en su corazón alterará su silencioso mundo para siempre.

La autora mejor vendida internacionalmente A.G. Howard trae su oscurecida, mágica y visual/visceral narrativa a la Inglaterra Victoriana. El arquitecto de la canción es la primera entrega de su exuberante y romántica serie “Legado de corazones encantados” una saga de cuatro libros góticos que siguiendo las generaciones de una familia que—perseguida por fantasmas, tanto literales como figurativos—está en busca de la auto-aceptación, el amor y la felicidad. 

Sinopsis traducida por CalypK 

The architect + The Artist + A Deaf Girl = SYNTAX ERROR

Terminado de leer 01/09/2016

Lo he decidido, Doña Howard es la indiscutible Ultimate Queen del drama romántico adolescente, más bien tirando a NA de época en el caso presente. Pero es que son jóvenes sus protagonistas, jóvenes y muy obtusos y ensimismados, enfebrecidos irreflexiblemente por el primer amor + el PLUS, tercero en discordia, porque señoras y señores (Algún señor debe haber que se interese por estas pavadas adolescentinas igual que yo) HABEMUS TRIÁNGULO AMOROSO, quienes hayan leído anteriormente a la Howard cofcof SPLINTERED cofcof, sabrán que la autora tiene una especie de fetiche/issue con los triángulos amorosos. Triángulos amorosos mal montados por cierto, pero en este caso, a pesar de que puedo enumerar al menos tres puntos por los cuales este triángulo amoroso cojea, debo decir que me gustó y en verdad sentí el dilema de ¿con quién carajos me quedo?, que al contrario de su serie Splintered, para mí era Morpheus the mothman, forever.

Sin embargo, ese sentimiento poco fue lo que me duró porque en determinado momento me dije, saben que, a la mierda todos, ni que estuvieran tan buenos. O bueno, para explicarlo mejor, enumeraré a continuación mis razones:

La primera: la protagonista padece de la misma pavosidad de la Alyssa de Splintered, y para colmo es rubia (no, no tengo nada en contra de las rubias PERO, Alyssa también era rubia y la AUTORA es rubia, por lo que me huelo una fuerte autoinserción Mary Suestica descarada en cada una de las líneas que se tomó la autora para describir la rubiosidad de… *hace pausa violenta porque tuvo que buscar el libro para ver el nombre de la protagonista, porque sí, así de grande fue la impresión que dejó en servidora, que resulta imposible recordar el nombre de la criatura* Juliet) Es que simplemente no entiendo cómo tanta pavosidad junta es capaz de conjugar las feromonas suficientes para atraer tanto macho junto al mismo tiempo. Simplemente no lo entiendo. Nuestra chica es rubia, guapa, tiene un par de tetas de infarto, tiene un tío que la adora, no tiene exactamente problemas económicos, aunque aparecen de forma salvaje ciertas dificultades de este cariz en cuanto la trama lo necesita, Y para que no se diga que es precisamente una Mary Sue, la autora hace de nuestra Juliet una joven con discapacidad auditiva que a pesar de dicha discapacidad auditiva, habla como loro y prácticamente lo único que le falta es cantar, porque a según lee los labios como yo leo libros. Y en fin, he allí nuestra chica de aires trágicos, que suspira y enamora, es que joder, esa chica no hace nada, pero ¡NADA! Y los tiene locos de amor a todos.



Segundo: casi me llegué a creer el amor de Juliet por uno de los involucrados, cuando entonces se empezó a enamorar de otro, cuando en realidad estaba enamorada de la imagen de los dos (porque son hermanos gemelos) cuando resulta que además de encontrar atractivo aquel físico compartido por el arquitecto y el artista, estaba enamorada en general de la idea, el concepto o tragedia de vida que tenía uno de los involucrados (no diré cual porque sería spoiler) Es un poco complicado, pero cuando terminé el libro llegué a la sencilla conclusión de que esa chica solamente se había hecho una idea del tipo del que estaba enamorada (que es un poco del artista y otro poco del arquitecto) y excepto porque uno estaba vivo y el otro muerto, cualquiera le habría servido. Al final eran absolutamente intercambiables, lo único que los diferenciaba era que a uno le podía meter mano y al otro no porque era un fantasma.

Tercero: las otras dos partes del triángulo de amoroso no se salvan precisamente, el fantasma, bue… vamos a decir que era el único que realmente estaba enamorado (aunque no sé de qué porque bien MEH que es la Juliet) pero bien podría ser que lo suyo fuera una respuesta a que Juliet era la única persona con la que podía interactuar y bue… ¿algo como el Síndrome de Estocolmo? Y el último eslabón del triángulo, pues vale, ese sí me molestó, o sea, el tipo vio a la protagonista UNA VEZ, UNA FUCKIN’ VEZ cuando era niña, y con eso le bastó para decidir que era su amor eterno, que se casaría con ella al crecer y que además por ella y para ella se mantendría más puro y casto que Finn, el Stormtrooper de Star Wars, y quién me diga que Finn no es puro y casto (Hasta que Poe Dameron haga algo al respecto) que arroje la primera piedra, que todos los que shippeamos a Stormpilot hemos llegado a la conclusión de que enclaustrado en la Primera Orden desde que era un infante, rodeado de solamente Stormtroopers y en general de la nada espacial, ¿con quién va a tener sexo Finn? ¿Con Phasma? ¿Con Hux? ¿Con otro Stormtrooper? Finn is meant to Poe, #HeDicho

Y continuando con las virginidades (concepto arcaico, I know, pero c´mon, it´s Disney!) ¿Creen que este tipo lo sea?

The Master of the Knights of Ren ships Stormpilot too, #QueSeSepa


Y antes de que me digan, el tipo es un asesino a sangre fría que engatusó a su padre para luego matarlo y blah, blah, blah, les digo: YO SÉ TODO ESO, pero eso no es lo que estoy discutiendo, sino que bueno, de todo hay en el haber de Lord Satan Príncipe de las Tinieblas, o sea TUMBLR, y una vez en mis tardes de leer teorías conspiratorias de Star Wars, leí algo acerca de cómo la vestimenta de Kylo Ren era similar a la de un monje (¿ehrm, de la oscuridad?) y que luego de algunas otras locas explicaciones esto reflejaba que él probablemente era virgen y yo como que:



Entiendo que el tipo no es precisamente un Tom Hiddleston, pero oye, con sus desproporciones (cara larga como de caballo, pómulos enormes, micro-barbilla, narizota, labios regordetes y orejas de paracaídas, sí, he estudiado a fondo su rostro) pues bueno, él tiene su cierto público objetivo y cierto tipo de mujer que atrae cofcof ¡YO! Cofcof, y jope, antes de entrar a la Primera Orden tuvo más que tiempo de sobra para que entre meditación, crear su propio Lightsaber, y buscar el primer templo Jedi con Luke pues hiciera de la bestia de dos espaldas con alguien ¿no? Porque bueno, él a diferencia de Finn no fue tomado por la fuerza y recluido, éste sí tuvo su tiempo para ser y estar. Y si no, pues siempre estaban Phasma, cualquier Stormtrooper, algún Caballero de Ren, Snoke o… HUX.

KYLUX vive, la lucha sigue


¿Y en qué estaba…? Oh, por el casco de Darth Vader, cierto que esto era una reseña de un libro de dudosa moral romántica de Doña Howard *hace pausa porque tiene que recordar cómo reanudar su hilo de quejas acerca de uno de los tercios que compone el triángulo amoroso más fácil de resolver desde que sólo hay dos cuerpos de por medio cuando de los tres uno es insustancial* Pues sí carajo, el tipo la vio una vez y eso le bastó y le sobró para jurarle amor eterno a una criatura que bien pudo haber muerto en todos aquellos años, o haberse convertido en un ser completamente insufrible al que no le darías ni un vaso de agua sucia para calmarle la sed, o simplemente su físico no le sería atractivo. Porque los años pasan en vano y no importa qué, la persona de la que te enamoraste (a la que, sí carajo, viste una sola vez) va a ser exactamente la misma cuando, oh sorpresa, ¿te olvidaste de la pubertad, el proceso de madurez mental, adquisición de experiencias, sabiduría, etc., etc.? Como decía, el tiempo pasa en vano. El tipo, al igual que Juliet simplemente se enamoró de un ideal, de la imagen que creó para satisfacer sus fantasías de un interés amoroso perfecto.

Digamos que fue así: último tercio de triángulo amoroso apenas vio a Juliet a los ojos y gritó: ¡ESE VIRGO ES MÍO, ESE VIRGO ES MÍO!

Pero, Caly, ¿entonces por qué le estás dando tres estrellas? ¿Obi Wan Kenobi usó uno de sus trucos mentales Jedi para hacerte ponerle tres estrellas?



Ahhh, look at that face *una la ve y piensa en que todo lo que necesita es esa imagen en papel fotográfico, enmarcada en un cuadro y colgada en la pared más próxima a su cama para verla y besarla cada mañana al despertar, sí, eso es todo lo que una necesita, bueno eso y un funko de Kylo Ren sin máscara, y bue… el resto, paz mundial incluida es negociable*

No, Obi Wan Kenobi, no usó un truco Jedi sobre mí, quiero pensar que no soy débil de mente,  ¿ok? Pero es que bueno, según Goodreads tres estrellas significa “me gusta” y la cosa es que sí, a pesar de que la autora arrastra las mismas deficiencias que en su anterior serie (protagonista pava, triángulos amorosos mal resueltos y ciertos plotholes), pues me gusta lo que hizo en este libro.

Encuentro agradable su pluma, no es realmente remarcable, pero hay algo realmente agradable al leerla, aunque creo que usa mucho vocabulario como pa’que una diga, “oh mira que sí sabe”, es un inglés algo engorroso de leer, pero me gusta. Y es muy, pero muy dramática, por el casco de Darth Vader, ¡cuánto drama! Que criaturas tan melodramáticas son sus personajes, y ni hablar de sus circunstancias, esa mujer hace que hasta el más privilegiado de sus personajes tenga algo que lamentar. Y también está la cosa que esta autora sabe cómo escribir escenas románticas, en cierto modo  cursi, pero agradable y de alguna forma consigue que no sean empalagosas sino sexis, creo que le ayuda mucho ese factor drama y tragedia que usa para emperifollar a sus personajes.

Y también está la cosa que la autora en este libro se cuida mejor de los plotholes. Hubo cierta cosa que me hizo ruido, cuando el vizconde le escribe a Juliet para hablarle acerca de Hawk, de que lo conoce y tal, cuando ella evidentemente no lo hace y por quién es el vizconde, él tenía por sabido que ella y Hawk no se conocían, ¿entonces por qué coño le escribe acerca de si conoce o no Hawk? So, eso me confundió.

Y lo que más me gustó: Le PLOT TWIST, mai gad, que plot twist tan bueno, no sé si fue que se me escapó algo, pero al menos yo no me imaginaba ese giro de tuerca. Ya luego me molestó, porque ese plot twist le facilitaba a Juliet la decisión con cual quedarse (porque la criatura no tenía muy claro que es lo que le conviene al elegir entre un hombre cofcof Y ¡RICO! cofcof vivo y uno muerto *rolls eyes*) el plot twist muy bueno, lo conveniente que resultaba para Juliet no tanto.

En fin si tuviese que recomendar este libro por algo, sería por tres cosas: si te gusta el drama y los personajes trágicos, por lo bien que escribe esta autora escenas románticas y ese gran plot twist.

Lo bueno: Desde que este es un romance, pues lo bien que la autora sabe crear una atmósfera romántica.

Lo malo: La autora sigue sin superar su issue con las protagonistas pavas.

Lo feo: la intercambiabilidad de los dos objetos de deseo de la protagonista.

P.S.: Quiero que unos gemelos (que estén más buenos que comer del frasco de  Nutella con los dedos) se enamoren de mí, así cuando se me muera uno todavía me queda el otro.


Canción para este libro: Every breath you take de Chase Holfelder, es una canción altamente obsesiva y stalkeadora, eso de “I’ll be watching you” dicho/cantado repetidamente me da chills. Es muy parecida a la esencia del libro tipo: estoy tan obsesionado contigo… Y sí, esta versión me gusta más que la original, no sé, captura mejor la esencia de la letra de la canción, la otra suena más romántica a pesar de que la canción es más que nada posesiva/obsesiva con su “You belong to me”

martes, 18 de octubre de 2016

Perdida de Gillian Flynn

17337509

Gillian Flynn retrata el mundo claustrofóbico de un matrimonio que hace aguas. En un cálido día de verano Amy y Nick se disponen a celebrar su aniversario de bodas en Misouri. Como cada año, Nick espera hasta el último minuto para comprarle el regalo a Amy. No obstante, no va a hacer falta, puesto que Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. En el salón de su casa aparecen claras muestras de un forcejeo y la policía se pone a investigar de inmediato. Enseguida quedan desconcertados por la actitud de Nick: tan sereno que parece no importarle la desaparición de su mujer. Inevitablemente, pues, las sospechan recaen sobre él, pese a que mantiene su inocencia.
Socio meets Psycho

Terminado de leer 18/08/2016 

La cara que pone la Caly que debe escribir reseña cuando la Caly que termina Gone Girl, le dice: bue… no es un mal libro.



Nahhh, no es un mal libro. Sólo es un libro que le gusta regodearse en el conflicto injustificado que no tiene realmente con qué sostenerse.

La verdad es que no sé cómo sentirme respecto a este libro. Es que bueno, es como el típico/típica ser que le gusta ser conflictivo porque sí, no exactamente porque lo disfrute, sino por la atención que recibe a cambio de esa conflictividad.

Un poquito vulgar, ¿no?

Como decía, no es que sea precisamente malo.  Pero simplemente creo que se queda a medias debido a esa tendencia pro-exhibicionista. Es como… ¿cómo decirlo? Un libro que fue concebido para el HYPE, para el espectáculo, para ser vulgarmente llamativo, ruidoso y chillón, algo como, no sé, ¿llevar una blusa de lentejuelas con unos leggins color amarillo fosforito y zapatos deportivos a media mañana, en el trabajo, cuando trabajas en una oficina contable?



Bueno, tampoco pongan esa cara, que mucha cosa loca se ve en la viña del Señor. Pero bueno, es que tenía que graficar lo mejor posible mi impresión general de este libro.

En fin, es simplemente como esa publicidad que no le interesa ser buena o mala, sino generar una reacción. Sí, exactamente así es como este libro es.

¿Cómo es que dicen? ¿No me importa que hablen bien o mal de mí, mientras hablen?

Bueno esa es básicamente la esencia de este libro.

¿Por qué creo que es así?

Porque creo que aunque Oña Flynn tiene grandes ideas, no tiene todo lo que se necesita para llevarlas a buen puerto. Y ella lo sabe. Ella lo sabe, y por eso es que, para que no lleguen a perderse esas ideas en el mar de la mediocridad, recurre a medidas drásticas, como crear personajes tan despreciables a los que no les ofrecerías ni un vaso de agua sucia para calmarles la sed.

Y me sucede que no es sólo que no he podido “empatizar” con cualquiera de los personajes. Sino, que no llegué a terminar de creérmelos.

Tenemos por un lado a Nick, tipo mediocre que de alguna forma se cree especial, demasiado especial (a lo que yo simplemente denominaría pendejo) que no concibe que de joven tuviese que trabajar disfrazándose de Huckleberry Finn en su pueblito venido a menos para ganarse el pan.

Sí, Nick sufre.


O sea, matadme ahora, pero yo vivo en un país en el que te tienes que tragar tu dignidad, hacer interminables colas para comprar comida, aguantar insultos, humillaciones y vejaciones de gente de poder e incluso de gente que como tú intenta desesperadamente conseguir comida, e incluso cuando no consigues comprar comida, pues aguantar hambre, para que venga Nick, ¿y me diga que es un ser oprimido porque tuvo que trabajar haciendo de Huckleberry Finn?



Nick, de todos los pendejos, tú eres el ultrapendejo ganador por excelencia del trono al pendejo más pendejo de todos los pendejos.

Y es que este pendejo representa al típico hombre blanco heterosexual, que no hay nada malo en ser blanco, hombre y/o heterosexual, pero que esa triada ganadora representa en nuestra sociedad occidental el epítome del privilegio, privilegio inmerecido además, pero digamos que es como la suerte, si te toca, pues te toca. Y bueno, que tampoco hay nada malo en poseer ese privilegio, porque como dije, si tocó, pues tocó. Lo que me enerva es que el tipo es el epítome del privilegio y actúa como si fuera y/o perteneciera/representara el epítome de la opresión, porque bueno, trabajó de Huckleberry Finn. Y llega al punto máximo de esta férrea creencia de inferioridad/opresión, que se vanagloria en ella echándole en cara a la esposa que es una niña rica privilegiada que debería prácticamente besar el piso por dónde camina por haber sido “oprimido” y que es un insulto que ella se atreva siquiera a pensar en usar cierto tipo de tono de voz con él, porque bueno, ¡ha sido oprimido!


Échenme a este pendejo, que me lo cargo, ¡échenmelo, carajo!

Joder y mierda, si todos los que alguna vez hayan tenido que trabajar para vivir han sido oprimidos, más de la mitad de la población mundial necesita una virtual y condescendiente palmadita en la espalda y dejar que reposen el culo hasta engordarlo de esa absurda e inadecuada prerrogativa que se conceden a sí mismos para ser tan autoabsortos en sí mismos.

Por el Santo Yisus Criz, que tan bueno que llegó a ser ese señor, ¿cómo puede existir un personaje ficticio tan ensimismado, autoindulgente, egocéntrico y egoísta?


Privilegiado, papá, PRIVILEGIADO

Pero como si fuera poco tenemos que SPOILER ALERT! a Nick le pesan tanto las bolas que llega a decirte algo como: Soy un buen tipo, de hecho les habría caído bien si no fuese porque le soy infiel a mi esposa. *Sale Nick con su sonrisa de político en campaña electoral*



Sí, Nick, eres un padrazo y sólo porque le eres infiel a tu esposa no nos caes bien. Sure, whatever you say, cabrón.

Y antes de que me digan que no me gustan (Nick, Amy and Co.) porque son mala gente, yo les digo: Entonces no me gustaría Cumbres Borrascosas. No es que me esté poniendo muy digna y sienta superioridad moral sobre las mierdas de personajes de la Flynn, es que son tan frívolos y carentes de realidad, que simplemente no me los creo, no me los creo y punto.

Y es que ni siquiera pude empatizar con Nick con lo de su situación laboral, yo que soy una desempleada y que no tengo un marido rico con un fideicomiso al que atenerme. #SorryNotSorry, Nick, eres una mierda. Una mierda que cae mal, para más (des)dicha.

Ahora con respecto a Amy

Ella realmente quería que yo creyera que ella era esto:



Pero la verdad, es que…, bueno sí, loca sí estabas, de hecho…



PERO… ¿Tanta vaina por una mierda tan mediocre como Nick? Hasta lástima me dio, mira que estar dispuesta a matarse nada más que para castigar al marido. Es delirante Amy, muy delirante.

En fin, que Amy, era simplemente demasiado, y demasiado por el pendejo de Nick. Todo lo que hace Amy… La verdad es que entiendo que exista gente realmente enferma, pero… que no se le escapara absolutamente nada, pues lo encontré absolutamente inverosímil.

Y lo fundamental que encontré como failure en Amy, es que tratan de vendérnosla como un ideal feminista, ok, entiendo que Amy pueda ser todo lo feminista que quiera, pero, ¡ESTÁ LOCA!, y no es porque es feminista, es porque es una persona enferma que además dice ser feminista. Pero yo lo pude ver, no sé, si el resto aprovechó para desestimar al feminismo a partir de la locura de Amy, o si hubo alguna wannabe influenciable que ya está intentando emular a Amy en la vida real.

Es tan obvio ese supuesto ideal feminista, que llega un momento SPOILER ALERT! Después de que Amy vuelve, que Nick le dice algo como que no sea una mujer débil que perdona a un marido infiel, y que lo deje, que dé un ejemplo a las compis feministas, de mujer fuerte e independiente. Y yo sólo sentí que la locura de Amy estaba siendo glorificada como un ideal feminista. Y no, simplemente no puedo.

También creo que la Flynn se extralimitó con el repulsivo matrimonio Dune. Convirtió todo aquello en una guerra de los sexos, con todo y que vende ideales feministas con todo y personajes absolutamente antifeministas y misóginos para que se vea lo feminista que Amy es.

El matrimonio es una cuestión difícil, sí. No lo he vivido por mí misma, pero sí a través de mis padres, él es un maltratador (que tiende a victimizarse cuando mejor le conviene) y mi madre es una víctima natural (no importa qué, no de forma deliberada, ella siempre va a ser la víctima en cualquier situación) y bueno, no por eso doy por hecho que el matrimonio es una mierda que debe representar y exteriorizar los peores demonios de las personas, tal y como trata de reflejarlo Flynn. Esa mujer es demasiado drástica, es como si a través del matrimonio Dune, la Flynn nos dijera: vean, de esto se trata el matrimonio en realidad. Y no, no creo que ese sea el caso, el matrimonio por sí mismo no es malo, sino los involucrados, y Amy y Nick, bueno esos dos sí son par de mierdas.

Siguiendo en la línea de Amy, pues como que le entra el espíritu de Nick, porque es tan cínica que te dice que la Amy del diario cae bien, que está hecha para caerle bien a cualquiera y yo tipo.


¿Hablamos de la misma Amy DRAMAQUEEN?

No me cuadró mucho tampoco que la mente maestra de Amy se dejara joder por aquellos dos personajes de paso (Jeff y Greta) y que se viera obligada a acudir a Desi. Se nota que la autora sólo quería juntar a esos dos (Amy y Desi), para que las cosas terminaran ya saben cómo, y tuvo que hacer esa chapuza en la que todo el ingenio de Amy se ve superado por dos paletos que ni qué.

Para que me crea que Amy era la súper genio del mal que proponía la Flynn, no creo que la genio del mal se debiera haber dejado joder tan tontamente.

Otra cosa que no me cuadró (y es por dos motivos) es que Amy (que odia a sus padres) les diera a sus padres prácticamente todo su dinero, así como así, lo sentí básicamente como para hacer avanzar la trama, donde de ser joven y rica pasa a ser la victima de Nick, una esposa vieja y pobre. Y también para hacer ver más jodido el matrimonio Dune, como que ella le dice que el dinero es de los dos, pero cuando vienen sus padres y se lo piden, ella viene y se los da sin siquiera pestañear en dirección a Nick, ¿Hola, el dinero no era de los dos? ¿Entonces porque tomaste esa decisión tú sola?

Y finalmente, que no pude conectar con la voz literaria de la autora. Admito que tiene muy buenas ideas (creo que ya lo dije) y no me refiero sólo a cómo cuece todo para que el plan macabro de Amy no tenga un solo agujero. Sino a su escritura en general, su manera de expresarse, bueno, en cuanto a ironías se refiere me tenía completamente atrapada. Me carcajeaba con los sarcasmos de Amy y Nick sin siquiera darme cuenta. Pero de resto sentí que había algo forzado. Y en este punto sospecho que puede ser cosa de la traducción, porque algunas veces el humor del libro me sonaba raro, como que algo no cuadraba. Pero igual, no conseguí conectar con la autora tampoco en ese sentido.

¿Y bueno entonces por qué no le he dado la nota mínima?

Porque está la cosa de que a pesar de que no concibo grado alguno de credibilidad en esta psicosis y tampoco pude conectar con la escritura de la autora, admiro el trabajo que hizo para hacer que todo calzara. Y también me imagino, morbo, para poder concebir semejantes atrocidades.

Lo bueno: El ingenio de la autora, Cofcof AMY Cofcof

Lo malo: Que al final creo que Nick era quien estaba más jodido. O sea, ella loca-loca estaba, pero quedarse con la loca. Hombre, no.

Lo feo: La forma en que se tergiversa el feminismo en este libro.

P.S.: Tengo una duda existencial, cuando dice que se metió una botella, ¿qué se metió, el culo de la botella? Porque en mi país una actriz tuvo un escándalo sexual por algo con otro actor y una botella, y bueno no salió precisamente violada por meterse el pico de la botella. #JustSaying.

Canción para este libro: Not strong enough de Apocalyptica, Nick simplemente no es suficientemente fuerte para alejarse de Amy. Primero por la relación enfermiza que tienen en ese supuesto en el que él es mejor persona por Amy, y en segundo porque Amy es un ser macabro encaprichado con Nick que simplemente no dejará ir a Nick, y Nick es demasiado bobalicón para conseguir alejarse de Amy, sin que ésta no lo destroce primero.