El mar infinito (La quinta ola #2) de Rick Yancey

23359151

Aunque sobrevivir a las primeras cuatro olas era casi imposible, Cassie Sullivan lo consiguió. Y ahora se encuentra en un nuevo mundo, en el que la confianza ha desaparecido totalmente. Mientras la quinta ola arrasa con el paisaje desolado, Cassie, Ben, y Hacha se ven obligados a hacer frente al objetivo final de los Otros: el exterminio de la raza humana.
Cassie y sus amigos no se pueden imaginar de qué más son capaces de hacer los Otros, y los Otros no saben hasta qué punto está dispuesta a luchar la humanidad, en la última batalla entre la vida y la muerte. 
Que alguien me explique la portada de este libro, plizzzz

Terminado de leer 10/01/2016

Leído para el 2016 Reading Challenge: #14. Libro que puedes terminar en un día
Leído para el Bingo Literario 2016: Libro de ciencia ficción

Y mientras encuentro la inspiración para escribir esta reseña (que inoportuna vino a presentarse) porque bueno supuestamente estoy de visita de cumpleaños (aunque esa gente corta nota no celebra los cumpleaños) de mi sobrino y me entró el espíritu de Elend Venture que se lleva los libros a eventos sociales sin que le importe una mierda que dichos eventos sociales son, pues para socializar. Pues yo me traigo un libro, una libreta para hacer anotaciones de mi lectura actual y de paso la portátil para escribir reseñas porque, bueno, YOLO. No te pases Calypk que tienes siete (¡7!) reseñas pendientes, así que insultar a tus parientes con tu falta de interés post-lecturas no significa nada en el gran sistema de la vida lectora-escribidora de reviews. *pausa significativa* Que escribir mientras juegas/dedicas tu atención a un niño de cuatro (¡4!) años no es la mejor idea para escribir una reseña. Se escribe 5 minutos y se hacen pausas de 45.


Aprovechando momentánea distracción de sobrino (que dentro de poco llega la de 13 del liceo) me explayo un poquito acerca de esta segunda entrega de la trilogía (¿Porque es trilogía, cierto?) de Don Yancey.

Si la quinta ola (con altos y bajos) nos presentó una historia entretenida y bien escrita, el mar infinito nos presenta unos entretenidos y bien escritos personajes. Sus estrellas honorarias: Ponquecito, erhm digo (que no es tanta la diferencia), Bizcocho y Hacha (a ti te va caer el HACHA, porque tú eres una sexy mu-cha-cha. Y toco madera, que por unos segundos me entró el espíritu reguetonero de mi hermano mayor. Sal de este cuerpo Sergio Morales)

Que sí, es cierto que este libro tiene el síndrome del segundo libro. Y no pasa nada eh nada.

Que sí, es un coñazo tener que sufrir los POV de Evan (el precioso y en este libro maltrecho Evan) joder, ¿por qué este tío no va y simplemente se muere? UGH. Pero no, anda cagándola por ahí con su: “mi efímera”


Que sí, tenemos a la banda (la squad trash goal) reunida pero sin impartir badassidad, por, oh sí: culpa de Evan.

Que sí, este libro se carga de misterios sin resolver porque bueno además de todo comienza apostar por nuevos argumentos, cuando tiene un montón de plots sin resolver.

Que sí, es un poco ‘messy’ porque como explico en mi anterior punto, *pausa prolongada*

Que bueno, llegó mi sobrina del liceo y tocó ayudarla con la tarea y luego perdí la inspiración y heme aquí tres (¡3!) días después, retomando la escritura de esta reseña.

*cierre de inciso*

¿En dónde me quedé? Hmmm, cierto que resulta que la lectura es messy (no el jugador, háganme el favor) porque mientras tenías el puzzle armado con las pistas que venías reuniendo desde el libro anterior para averiguar el siguiente paso de los alien, el porqué de algunos de sus pasos (porque se mueven exquisito y es difícil seguirles el ritmo, psé) venía el autor y le daba un manazo a todo lo que tenías armado y te ponía piezas a lo random que no encajaban ni que les recortaras los bordes. Es que bueno tengo un padre que le corta los bordes a los billetes para que encajen en los fajos.

Qué sí, ¿qué coños pinta Grace en la historia? Aparte de cargarse a cierto personaje de forma indirecta, proporcionar un muy fuera de lugar slut-shaming y girl-hate (ya teníamos bastante con el de Hacha y Cassie) psé no veo el porqué de su introducción, really, que alguien me lo explique. Muy fuera de lugar el slut-shaming, tbh.

Que sí, esto y es una duda existencial mía. Es que si el aparato que usan para dizque saber si eres alien o no es un fake y es parte del chanchullo que tienen montado (para darle credibilidad, psé) o, ¿qué es exactamente lo que determina la lucecita verde y roja? O si en algún momento se explica, pero me lo salté, que alguien me haga el favor de explicármelo. PLIZZZ. Es que bueno algún misterio de los propuestos por Don Yancey hay que poder resolver, ¿no?

Y como toda historia a la que haga review que cuente con tres estrellas o más además de sus “que sí…” merece también sus “vale, pero…” aquí vamos con los segundos. *smile face*

Vale pero, como ya lo he dicho, esta historia es una historia de personajes. Tenemos el placer de conocer a fondo (dentro de lo que cabe decir) a dos de los personajes más interesantes del libro: La joven Hacha y el joven Pastelito, digo, Bizcocho. Ambas historias personales (ugh, lo de historia personal me recordó a Coelho) el autor logra hacerlas ver bastante cercanas y si tuviera que escoger entre alguna, creo que no podría hacerlo porque ambas me resultaron estremecedoras. 

Vale pero, creo que no se merece bajarle la puntuación del tres, porque a pesar de que el desarrollo de la trama decae se ve muy bien compensando por el desarrollo de personajes. Así que en mi opinión, la calidad se mantiene.

Vale pero, me emocionan como no tienen idea los personajes de Hacha y Ponquecito, digo Bizcocho. Eso.


Vale pero, se me acabaron los “vale pero”

En fin, que encuentro esta continuación apta y espero su pronta conclusión.

Lo bueno: Ya lo he dicho, Hacha y Bizcocho.

Lo malo: Que es un libro de paso.

Lo feo: El slut-shaming. Y por causa de Evan. UGH, UGH, UGH.

P.S.: Yo creo que si fuera recluta de las fuerzas armadas de la quinta ola mi nombre clave sería “Jamón


Canción para este libro: How son is now de The Smiths. Para mis queridos Don Ponque, digo, Bizcocho y Doña Hacha, I mean, I’m the son I’m the heir of a shyness that is criminally vulgar I am the son and heir of nothing in particular. Que este par se merecía su cuota de buena música. Tengo mis momentos, gente, tengo mis momentos. 

Comentarios

  1. como voy a respetar a un personaje que se llama bizcocho??????? XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. @Nina LOL, entiendo tu punto, pero cuando conoces su historia, te partes en pedazos el kokoro.

    ResponderEliminar
  3. ¿donde esta Cassie? ¿no hace nada en el libro y por eso no se menciona? No se si soporte el libro desde el punto de vista de Evan. Estoy pensando si leérmelo o no. Y bizcocho me parece un nombre encantador siempre que no sea gordo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. @Mery, pues no, en este libro el autor se centra más en los secundarios que otra cosa. Ya Cassie más bien quedó para romantizar el libro IMO

    ResponderEliminar

Publicar un comentario