Enclave (Razorland #1) de Ann Aguirre

18692306
En el mundo de Trébol, un enclave subterráneo, los habitantes se ganan derecho a tener un nombre sólo si sobreviven hasta los 15 años. En ese momento, cada joven debe unirse a uno de los tres grupos: Criadores, Constructores o Cazadores. Trébol se ha convertido en Cazadora y, como tal, tiene una misión: aventurarse en los peligrosos túneles que rodean el enclave y conseguir comida para el grupo, enfrentándose para ello a unos feroces monstruos llamados Engendros. Pero todo está a punto de cambiar para siempre. Por un lado, Trébol conocerá a Van, un joven Cazador indisciplinado, misterioso y mortal con los cuchillos. Por otro, los Engendros comenzarán a dar muestras de una escalofriante inteligencia a la que los ancianos gobernantes del enclave harán caso omiso. La balanza en la lucha por la supervivencia dará un vuelco y Trébol descubrirá los intrincados secretos que aguardan fuera del enclave.
Tás como bueno, vamo a reproducino (es por el bien del Enclave)

Terminado de leer 15/05/2016

Este libro me recordó vívidamente a The walking dead. Le pasa esa misma cosa de que nunca ocurre nada y de repente ¡BAM! A todos y a todas les acontece, sólo que en el caso presente lo que acontece no es ni remotamente remarcable ni vale todo lo que hay que soportar para verlo suceder. Y ni hablar de que tampoco posee la belleza estética y/o calidad en la que se respalda The walking deadNo, no, no.

Este libro es como un campo minado, pasa de todo menos cosas bonitas, y ni siquiera en el sentido en donde lo feo es artístico. No. Simplemente no. Pero como últimamente no me estoy dando mal rollo con este tipo de lectura tan prescindible, sólo remarcaré dos de las cuestiones que de tanto torcer los ojos, ha hecho que mis irises y respectivas pupilas se fueran de paseo a la parte posterior de mi cráneo.

Yo no utilizo base cosmética, la autora no usa de ningún tipo. Creo que la autora simplemente aplicó la misma que aplico yo con la base de maquillaje (que soy floja y con estos calores, ¿quién se pone base? ¿Para parecer que me caigo a pedazos?) pero con la base que sustenta o para el caso no sustenta el universo de su libro. Ella simplemente no te dice nada acerca de cómo sucede lo qué sucede, simplemente te dice que sucede. Se la pasa todo el libro tipo: esta gente son cazadores, estos son constructores, estos son paridores, ehrm digo ‘criadores’, están también los bichos monstruosos que comen gente (viva o muerta) y vivimos bajo tierra.

That’s it.

A la autora ni siquiera se le ocurre que tenga de alguna manera que justificar por qué aquello es tal como es. Están bajo tierra ok. ¿De dónde sacan sus recursos? Allí no se puede cultivar (al menos, no sin la tecnología necesaria) de cazar, me imagino que cazan ratas y lo que no me explico sin duda es cómo coño es que tienen peces, o sea GUATTT????



Entiendo que bajo tierra pueda haber fuentes de agua natural, pero bueno es que estamos hablando de…, bueno, ¡fuckin’ peces! Y ni siquiera en formaciones naturales bajo tierra, no. Se trata de los túneles subterráneos utilizados por los trenes/metro.



En serio que si hubiese un premio al peor universo ficticio construido, esta autora se lo llevaría y sin apuro, por voto unánime.
Y para la cantidad de gente que había para alimentar, tenía que haber muchas ratas. Bastantes.

El siguiente punto que quiero tratar es el que me causó mayor conflicto a la hora de puntuar. Quería ponerle un 1.5 porque me parece que de alguna manera podía percibir cierta redención en el estilo narrativo, pero…

No habían dos manos, a mí me olían cuatro y quién sabe sino más. La cosa es que hasta la mitad del libro teníamos un rotundo cero, luego comenzó cierta acción y bueno. Pero lo que todavía me tiene perpleja y me despierta en medio de la noche aterrorizada a lo Homero en su “Odio a Michael Jackson” es que tuve la impresión de que el libro comenzó siendo escrito por una persona y terminó por otra. El primer estilo que percibí es absolutamente plano, más plano que tabla de planchar (y esa tiene que ser muy, pero muy plana si no queremos que la ropa nos quede arrugada) y entonces pasa que percibo un segundo estilo, menos plano y si no bueno, al menos aceptable. Esto último me hizo dudar en la calificación, pero me dije que ya de por si es bastante malo que el libro parezca escrito por distintas manos.

En fin, que no se dejen engañar por ese nombre críptico y esa portaba dark tan llamativa. Que este libro no tiene nada que ofrecer y es absolutamente prescindible.

Lo bueno: ¡Es corto! Es aguantable la pena, yo lo terminé en un día.

Lo malo: Este libro representa todo lo mercantilizable de una distopia. Heroína badass, triángulo amoroso, héroe atormentado y misterioso…

Lo feo: Que no escarmiento y sigo leyendo distopias cuando aparentemente ya se ha contado todo lo que se tenía que contar dentro del género.

P.S.: Todavía me sigo preguntando cómo es que esa gente ficticia tenía hasta jabón, cuando a mí en mi país tercer mundista en crisis me lo tienen que mandar desde las Europas #Trauma

Canción para este libro: No inspiraste mis sensibilidades musicales. Sorry.

Comentarios