Passenger (Passenger #1) de Alexandra Bracken

20983362
Pasaje, s.

i. Una breve sección de música compuesta de una serie de notas y florituras.
ii. Un viaje por agua.

iii. La transición de un lugar a otro. A través del tiempo y el espacio.
Durante una noche devastadora, la prodigio del violín Etta Spencer pierde todo lo que conoce y ama. Empujada dentro de un mundo desconocido por un extraño con una peligrosa agenda, Etta está segura de una sola cosa: que no ha viajado sólo unas pocas millas sino años de casa. Y ha heredado un legado del que no sabe nada de una familia de la que nunca ha oído hablar. Hasta ahora.
Nicholas Carter está contento con su vida en el mar, libre de los Ironwoods—una poderosa familia de las colonias—y la servidumbre que ha conocido en sus manos. Pero con la llegada de una inusual pasajera en su barco, aparece la insistente llamada del pasado del que no puede escapar y de la familia que no lo dejará ir tan fácilmente. Ahora los Ironwoods están en busca de un objeto robado de valor incalculable, uno que creen que sólo Etta, la pasajera de Nicholas, puede encontrar. Con el fin de que Etta les devuelva dicho objeto, Nicholas deberá protegerla, lo quiera ella o no.

Juntos, Etta y Nicholas se embarcan en un peligroso viaje a través de los siglos y continentes, reuniendo las pistas dejadas por un viajero que hará cualquier cosa para mantener el objeto fuera del alcance de los Ironwoods. Pero a medida que se acercan a la verdad de su búsqueda, y el juego mortal que los Ironwoods están jugando, fuerzas traidoras amenazan con separar a Etta no sólo de Nicholas sino de su camino de vuelta a casa… Para siempre.

Sinopsis traducida por CalypK


Nos vemos, ni hoy ni mañana, sino ayer

Terminado de leer 10/05/2016

La verdad sea dicha, no estoy muy segura acerca de mis impresiones acerca de este libro, porque si bien me he sentido cómoda con el estilo narrativo de la autora y con la historia en sí, tuve un problema fundamental con este libro y es: el instalove.

Había racismo, había crítica contra el racismo, había feminismo, había crítica contra el patriarcado, pero lo que más había era: instalove y esto último, por desgracia, situaba un velo sobre cosas más importantes que les restaba importancia y en el peor de los casos hacía que perdieran completamente su valor.

Es que estaba yo allí por un lado tratando de seguirle la pista a las paradojas del tiempo, que no es nada bonito tratar de entenderlas cuando las lees en un idioma que no es tu idioma nativo, de la historia a la vez que resoplaba ante las incipientes muestras de amor entre ambos protagonistas, que cada vez que el otro respiraba uno de ellos regurgitaba arcoíris y estrellitas de colores. En fin, que creo que debido a esto me perdí mucho de la sustancia del mensaje social del libro, y si acaso no pude hacer un juicio concreto y ver qué tan válidas o atinadas eran.

Aunque si hay algo que puedo rememorar y decir, sí, tienes razón, estoy contigo, es cuando Etta piensa que ella y su amorcito podrían estar juntos en nuestra época, que a pesar de que nuestro tiempo no es precisamente la utopía racial, no es tampoco el siglo dieciocho. Se habla del problema, porque a pesar de quienes se quieran poner una venda en los ojos, se sabe que hay un problema, tal vez no con las mismas implicaciones que en siglos pasados, pero lo hay.

Pero bueno, al final casi ni importa porque la autora decide que más importante es vender un romance que una historia rica en matices sociales y es que pasadas las cien páginas ya nos estaba hablando de matrimonio, ¿qué se creía, que estamos en Orgullo y Prejuicio? Sólo en Orgullo y Prejuicio es tolerable que se hable de matrimonio y desde la primera página, so…

Vamo a calmarno, bitch.

Espero entonces que mejoren estos dilemas y la autora se decida en una próxima entrega a ordenar sus prioridades y restarle peso al romance. Estoy muy contenta con esta propuesta, la verdad. Me tuvo enganchada desde el instante en que supe que se trataban los viajes en el tiempo como temática.

Y si deciden darle una oportunidad y al llegar al final del libro quieren darle un tiro a la autora, solo denme la oportunidad de ser quien la remate. La maldita no solo mete un cliffhanger con calzador, sino que también lo explica. Básicamente el final del libro es un cliffhanger explicado o cliffhanger con epílogo. No me hizo gracia. En absoluto.

Lo bueno: Estoy contenta de ver algo diferente de lo que se está vendiendo en el mercado editorial: retellings y distopias. Este libro es una buena noticia dada en las segmento de noticias de las once de la noche después de una larga jornada.

Lo malo: No estoy muy convencida con Etta (la protagonista femenina) Se me hizo una chica común y corriente, pero se le quería conferir cierta badassidad refiriéndose a ella como una ‘leona’. No me molestó precisamente, me desconcertó y contrarió y me hizo pensar en el fenómeno Katniss, en el que ahora todas tienen que llenar ese estereotipo. Si es común y corriente, ¿por qué no la dejan ser común y corriente y ya?

Lo feo: Ese cliffhanger explicado. Lo peor.

P.S.: Quiero ser alguien de talento como los personajes que leo y no seguir ahogándome en esta mediocridad que me mata lentamente *cries*


Canción para este libro: Everybody wants to rule the world de Lorde, porque ese juego de poder por ser el papá de los helados de los viajes del tiempo y ser quien lo controle a todo y a todos se merece esta canción como banda sonora. 

Comentarios

  1. No me llama mucho la atención la verdad sea dicha :P
    besos

    ResponderEliminar
  2. Desde hace un tiempo tengo pendiente este libro, espero que esté entre mis próximas lecturas.
    ¡Te nominé a los premios best blog! Espero que te animes a contestar las preguntas :D http://viajandoconloslibros.blogspot.com/2016/10/premios-best-blog-3.html
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. @Nina, supongo que lo de los viajes en el tiempo sólo funciona para mí xD

    ResponderEliminar
  4. @Hoream, ojalá te animes a leerlo y gracias por nominarme ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario