martes, 18 de octubre de 2016

Perdida de Gillian Flynn

17337509

Gillian Flynn retrata el mundo claustrofóbico de un matrimonio que hace aguas. En un cálido día de verano Amy y Nick se disponen a celebrar su aniversario de bodas en Misouri. Como cada año, Nick espera hasta el último minuto para comprarle el regalo a Amy. No obstante, no va a hacer falta, puesto que Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. En el salón de su casa aparecen claras muestras de un forcejeo y la policía se pone a investigar de inmediato. Enseguida quedan desconcertados por la actitud de Nick: tan sereno que parece no importarle la desaparición de su mujer. Inevitablemente, pues, las sospechan recaen sobre él, pese a que mantiene su inocencia.
Socio meets Psycho

Terminado de leer 18/08/2016 

La cara que pone la Caly que debe escribir reseña cuando la Caly que termina Gone Girl, le dice: bue… no es un mal libro.



Nahhh, no es un mal libro. Sólo es un libro que le gusta regodearse en el conflicto injustificado que no tiene realmente con qué sostenerse.

La verdad es que no sé cómo sentirme respecto a este libro. Es que bueno, es como el típico/típica ser que le gusta ser conflictivo porque sí, no exactamente porque lo disfrute, sino por la atención que recibe a cambio de esa conflictividad.

Un poquito vulgar, ¿no?

Como decía, no es que sea precisamente malo.  Pero simplemente creo que se queda a medias debido a esa tendencia pro-exhibicionista. Es como… ¿cómo decirlo? Un libro que fue concebido para el HYPE, para el espectáculo, para ser vulgarmente llamativo, ruidoso y chillón, algo como, no sé, ¿llevar una blusa de lentejuelas con unos leggins color amarillo fosforito y zapatos deportivos a media mañana, en el trabajo, cuando trabajas en una oficina contable?



Bueno, tampoco pongan esa cara, que mucha cosa loca se ve en la viña del Señor. Pero bueno, es que tenía que graficar lo mejor posible mi impresión general de este libro.

En fin, es simplemente como esa publicidad que no le interesa ser buena o mala, sino generar una reacción. Sí, exactamente así es como este libro es.

¿Cómo es que dicen? ¿No me importa que hablen bien o mal de mí, mientras hablen?

Bueno esa es básicamente la esencia de este libro.

¿Por qué creo que es así?

Porque creo que aunque Oña Flynn tiene grandes ideas, no tiene todo lo que se necesita para llevarlas a buen puerto. Y ella lo sabe. Ella lo sabe, y por eso es que, para que no lleguen a perderse esas ideas en el mar de la mediocridad, recurre a medidas drásticas, como crear personajes tan despreciables a los que no les ofrecerías ni un vaso de agua sucia para calmarles la sed.

Y me sucede que no es sólo que no he podido “empatizar” con cualquiera de los personajes. Sino, que no llegué a terminar de creérmelos.

Tenemos por un lado a Nick, tipo mediocre que de alguna forma se cree especial, demasiado especial (a lo que yo simplemente denominaría pendejo) que no concibe que de joven tuviese que trabajar disfrazándose de Huckleberry Finn en su pueblito venido a menos para ganarse el pan.

Sí, Nick sufre.


O sea, matadme ahora, pero yo vivo en un país en el que te tienes que tragar tu dignidad, hacer interminables colas para comprar comida, aguantar insultos, humillaciones y vejaciones de gente de poder e incluso de gente que como tú intenta desesperadamente conseguir comida, e incluso cuando no consigues comprar comida, pues aguantar hambre, para que venga Nick, ¿y me diga que es un ser oprimido porque tuvo que trabajar haciendo de Huckleberry Finn?



Nick, de todos los pendejos, tú eres el ultrapendejo ganador por excelencia del trono al pendejo más pendejo de todos los pendejos.

Y es que este pendejo representa al típico hombre blanco heterosexual, que no hay nada malo en ser blanco, hombre y/o heterosexual, pero que esa triada ganadora representa en nuestra sociedad occidental el epítome del privilegio, privilegio inmerecido además, pero digamos que es como la suerte, si te toca, pues te toca. Y bueno, que tampoco hay nada malo en poseer ese privilegio, porque como dije, si tocó, pues tocó. Lo que me enerva es que el tipo es el epítome del privilegio y actúa como si fuera y/o perteneciera/representara el epítome de la opresión, porque bueno, trabajó de Huckleberry Finn. Y llega al punto máximo de esta férrea creencia de inferioridad/opresión, que se vanagloria en ella echándole en cara a la esposa que es una niña rica privilegiada que debería prácticamente besar el piso por dónde camina por haber sido “oprimido” y que es un insulto que ella se atreva siquiera a pensar en usar cierto tipo de tono de voz con él, porque bueno, ¡ha sido oprimido!


Échenme a este pendejo, que me lo cargo, ¡échenmelo, carajo!

Joder y mierda, si todos los que alguna vez hayan tenido que trabajar para vivir han sido oprimidos, más de la mitad de la población mundial necesita una virtual y condescendiente palmadita en la espalda y dejar que reposen el culo hasta engordarlo de esa absurda e inadecuada prerrogativa que se conceden a sí mismos para ser tan autoabsortos en sí mismos.

Por el Santo Yisus Criz, que tan bueno que llegó a ser ese señor, ¿cómo puede existir un personaje ficticio tan ensimismado, autoindulgente, egocéntrico y egoísta?


Privilegiado, papá, PRIVILEGIADO

Pero como si fuera poco tenemos que SPOILER ALERT! a Nick le pesan tanto las bolas que llega a decirte algo como: Soy un buen tipo, de hecho les habría caído bien si no fuese porque le soy infiel a mi esposa. *Sale Nick con su sonrisa de político en campaña electoral*



Sí, Nick, eres un padrazo y sólo porque le eres infiel a tu esposa no nos caes bien. Sure, whatever you say, cabrón.

Y antes de que me digan que no me gustan (Nick, Amy and Co.) porque son mala gente, yo les digo: Entonces no me gustaría Cumbres Borrascosas. No es que me esté poniendo muy digna y sienta superioridad moral sobre las mierdas de personajes de la Flynn, es que son tan frívolos y carentes de realidad, que simplemente no me los creo, no me los creo y punto.

Y es que ni siquiera pude empatizar con Nick con lo de su situación laboral, yo que soy una desempleada y que no tengo un marido rico con un fideicomiso al que atenerme. #SorryNotSorry, Nick, eres una mierda. Una mierda que cae mal, para más (des)dicha.

Ahora con respecto a Amy

Ella realmente quería que yo creyera que ella era esto:



Pero la verdad, es que…, bueno sí, loca sí estabas, de hecho…



PERO… ¿Tanta vaina por una mierda tan mediocre como Nick? Hasta lástima me dio, mira que estar dispuesta a matarse nada más que para castigar al marido. Es delirante Amy, muy delirante.

En fin, que Amy, era simplemente demasiado, y demasiado por el pendejo de Nick. Todo lo que hace Amy… La verdad es que entiendo que exista gente realmente enferma, pero… que no se le escapara absolutamente nada, pues lo encontré absolutamente inverosímil.

Y lo fundamental que encontré como failure en Amy, es que tratan de vendérnosla como un ideal feminista, ok, entiendo que Amy pueda ser todo lo feminista que quiera, pero, ¡ESTÁ LOCA!, y no es porque es feminista, es porque es una persona enferma que además dice ser feminista. Pero yo lo pude ver, no sé, si el resto aprovechó para desestimar al feminismo a partir de la locura de Amy, o si hubo alguna wannabe influenciable que ya está intentando emular a Amy en la vida real.

Es tan obvio ese supuesto ideal feminista, que llega un momento SPOILER ALERT! Después de que Amy vuelve, que Nick le dice algo como que no sea una mujer débil que perdona a un marido infiel, y que lo deje, que dé un ejemplo a las compis feministas, de mujer fuerte e independiente. Y yo sólo sentí que la locura de Amy estaba siendo glorificada como un ideal feminista. Y no, simplemente no puedo.

También creo que la Flynn se extralimitó con el repulsivo matrimonio Dune. Convirtió todo aquello en una guerra de los sexos, con todo y que vende ideales feministas con todo y personajes absolutamente antifeministas y misóginos para que se vea lo feminista que Amy es.

El matrimonio es una cuestión difícil, sí. No lo he vivido por mí misma, pero sí a través de mis padres, él es un maltratador (que tiende a victimizarse cuando mejor le conviene) y mi madre es una víctima natural (no importa qué, no de forma deliberada, ella siempre va a ser la víctima en cualquier situación) y bueno, no por eso doy por hecho que el matrimonio es una mierda que debe representar y exteriorizar los peores demonios de las personas, tal y como trata de reflejarlo Flynn. Esa mujer es demasiado drástica, es como si a través del matrimonio Dune, la Flynn nos dijera: vean, de esto se trata el matrimonio en realidad. Y no, no creo que ese sea el caso, el matrimonio por sí mismo no es malo, sino los involucrados, y Amy y Nick, bueno esos dos sí son par de mierdas.

Siguiendo en la línea de Amy, pues como que le entra el espíritu de Nick, porque es tan cínica que te dice que la Amy del diario cae bien, que está hecha para caerle bien a cualquiera y yo tipo.


¿Hablamos de la misma Amy DRAMAQUEEN?

No me cuadró mucho tampoco que la mente maestra de Amy se dejara joder por aquellos dos personajes de paso (Jeff y Greta) y que se viera obligada a acudir a Desi. Se nota que la autora sólo quería juntar a esos dos (Amy y Desi), para que las cosas terminaran ya saben cómo, y tuvo que hacer esa chapuza en la que todo el ingenio de Amy se ve superado por dos paletos que ni qué.

Para que me crea que Amy era la súper genio del mal que proponía la Flynn, no creo que la genio del mal se debiera haber dejado joder tan tontamente.

Otra cosa que no me cuadró (y es por dos motivos) es que Amy (que odia a sus padres) les diera a sus padres prácticamente todo su dinero, así como así, lo sentí básicamente como para hacer avanzar la trama, donde de ser joven y rica pasa a ser la victima de Nick, una esposa vieja y pobre. Y también para hacer ver más jodido el matrimonio Dune, como que ella le dice que el dinero es de los dos, pero cuando vienen sus padres y se lo piden, ella viene y se los da sin siquiera pestañear en dirección a Nick, ¿Hola, el dinero no era de los dos? ¿Entonces porque tomaste esa decisión tú sola?

Y finalmente, que no pude conectar con la voz literaria de la autora. Admito que tiene muy buenas ideas (creo que ya lo dije) y no me refiero sólo a cómo cuece todo para que el plan macabro de Amy no tenga un solo agujero. Sino a su escritura en general, su manera de expresarse, bueno, en cuanto a ironías se refiere me tenía completamente atrapada. Me carcajeaba con los sarcasmos de Amy y Nick sin siquiera darme cuenta. Pero de resto sentí que había algo forzado. Y en este punto sospecho que puede ser cosa de la traducción, porque algunas veces el humor del libro me sonaba raro, como que algo no cuadraba. Pero igual, no conseguí conectar con la autora tampoco en ese sentido.

¿Y bueno entonces por qué no le he dado la nota mínima?

Porque está la cosa de que a pesar de que no concibo grado alguno de credibilidad en esta psicosis y tampoco pude conectar con la escritura de la autora, admiro el trabajo que hizo para hacer que todo calzara. Y también me imagino, morbo, para poder concebir semejantes atrocidades.

Lo bueno: El ingenio de la autora, Cofcof AMY Cofcof

Lo malo: Que al final creo que Nick era quien estaba más jodido. O sea, ella loca-loca estaba, pero quedarse con la loca. Hombre, no.

Lo feo: La forma en que se tergiversa el feminismo en este libro.

P.S.: Tengo una duda existencial, cuando dice que se metió una botella, ¿qué se metió, el culo de la botella? Porque en mi país una actriz tuvo un escándalo sexual por algo con otro actor y una botella, y bueno no salió precisamente violada por meterse el pico de la botella. #JustSaying.

Canción para este libro: Not strong enough de Apocalyptica, Nick simplemente no es suficientemente fuerte para alejarse de Amy. Primero por la relación enfermiza que tienen en ese supuesto en el que él es mejor persona por Amy, y en segundo porque Amy es un ser macabro encaprichado con Nick que simplemente no dejará ir a Nick, y Nick es demasiado bobalicón para conseguir alejarse de Amy, sin que ésta no lo destroce primero. 

4 comentarios :

  1. A mi me gusta pero como final me hubiera gustado un Nick mas activo, una pelea épica y que Amy ganara y se convirtiera en una Viuda Negra eliminado a todos los Nicks del mundo

    ResponderEliminar
  2. Hola! Creo que coincido contigo en que quien al final estaba más loco definitivamente es Nick jajaja. A pesar de todo, creo que soy el unico al que no le gusta taaanto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. @Mery, ese final es de contarse y no creerse. Muy anticlimático si me preguntan, tanto rollo y que al final quedaran juntos como si tal #NO

    ResponderEliminar
  4. @Lecturas Infinitas, es que ella lo hace ser "mejor persona" y bueno plot device que había bebé en camino so, shit happens.

    ResponderEliminar