sábado, 22 de octubre de 2016

The architect of song (Haunted hearts legacy #1) de A.G. Howard

29631300

Una dama prisionera de su sordera, un arquitecto prisionero de su pasado, y un fantasma prisionero dentro de los pétalos de una flor—se entrelazan en esta historia de amor que trasciende la vida y la muerte.
Durante la mayor parte de su vida, Juliet Emerline de diecinueve años de edad ha subsistido—aislada por la sordera—de hacer sombreros en la soledad de su hogar. Ahora está en riesgo de perder su santuario debido a Lord Nicolas Thornton, un excéntrico y misterioso arquitecto de veintisiete años con diseños en su humilde hacienda. Cuando secretamente atestigua su ataque de furia junto a una tumba, Juliet investiga, encontrando el nombre “Hawk” en la lápida y una flor inusual en la base. En el momento que Juliet toca los pétalos, un joven noble ingles aparece en forma fantasmal, cantando una canción que sólo sus oídos sordos pueden oír. El fantasma no recuerda nada, ni su identidad o su muerte, excepto por el nombre que lo persigue después de la muerte: Thornton.
Para vengar a su compañero fantasma y salvar su hacienda, Juliet pone de lado su miedo a la sociedad y viaja al aislado complejo vacacional de Lord Thornton, haciéndose pasar por una fabricante de sombreros de una de sus tiendas. Allí, Juliet se encuentra cuestionándose en quien confiar: el arquitecto de carne y hueso que puede interactuar con ella a través de gestos románticos, notas de amor y caricias sensuales… o el fantasma que le ofrece serenatas con hermosas canciones y ardientes palabras, tocando su mente y alma como ningún otro hombre nunca podrá. Mientras siniestras verdades detrás del interés de Lord Thornton en su hacienda y su vínculo con Hawk salen a la luz, Juliet es atrapada en una red de secretos.  Pero es demasiado tarde para escapar, y el trágico amor que ha tomado semilla en su corazón alterará su silencioso mundo para siempre.

La autora mejor vendida internacionalmente A.G. Howard trae su oscurecida, mágica y visual/visceral narrativa a la Inglaterra Victoriana. El arquitecto de la canción es la primera entrega de su exuberante y romántica serie “Legado de corazones encantados” una saga de cuatro libros góticos que siguiendo las generaciones de una familia que—perseguida por fantasmas, tanto literales como figurativos—está en busca de la auto-aceptación, el amor y la felicidad. 

Sinopsis traducida por CalypK 

The architect + The Artist + A Deaf Girl = SYNTAX ERROR

Terminado de leer 01/09/2016

Lo he decidido, Doña Howard es la indiscutible Ultimate Queen del drama romántico adolescente, más bien tirando a NA de época en el caso presente. Pero es que son jóvenes sus protagonistas, jóvenes y muy obtusos y ensimismados, enfebrecidos irreflexiblemente por el primer amor + el PLUS, tercero en discordia, porque señoras y señores (Algún señor debe haber que se interese por estas pavadas adolescentinas igual que yo) HABEMUS TRIÁNGULO AMOROSO, quienes hayan leído anteriormente a la Howard cofcof SPLINTERED cofcof, sabrán que la autora tiene una especie de fetiche/issue con los triángulos amorosos. Triángulos amorosos mal montados por cierto, pero en este caso, a pesar de que puedo enumerar al menos tres puntos por los cuales este triángulo amoroso cojea, debo decir que me gustó y en verdad sentí el dilema de ¿con quién carajos me quedo?, que al contrario de su serie Splintered, para mí era Morpheus the mothman, forever.

Sin embargo, ese sentimiento poco fue lo que me duró porque en determinado momento me dije, saben que, a la mierda todos, ni que estuvieran tan buenos. O bueno, para explicarlo mejor, enumeraré a continuación mis razones:

La primera: la protagonista padece de la misma pavosidad de la Alyssa de Splintered, y para colmo es rubia (no, no tengo nada en contra de las rubias PERO, Alyssa también era rubia y la AUTORA es rubia, por lo que me huelo una fuerte autoinserción Mary Suestica descarada en cada una de las líneas que se tomó la autora para describir la rubiosidad de… *hace pausa violenta porque tuvo que buscar el libro para ver el nombre de la protagonista, porque sí, así de grande fue la impresión que dejó en servidora, que resulta imposible recordar el nombre de la criatura* Juliet) Es que simplemente no entiendo cómo tanta pavosidad junta es capaz de conjugar las feromonas suficientes para atraer tanto macho junto al mismo tiempo. Simplemente no lo entiendo. Nuestra chica es rubia, guapa, tiene un par de tetas de infarto, tiene un tío que la adora, no tiene exactamente problemas económicos, aunque aparecen de forma salvaje ciertas dificultades de este cariz en cuanto la trama lo necesita, Y para que no se diga que es precisamente una Mary Sue, la autora hace de nuestra Juliet una joven con discapacidad auditiva que a pesar de dicha discapacidad auditiva, habla como loro y prácticamente lo único que le falta es cantar, porque a según lee los labios como yo leo libros. Y en fin, he allí nuestra chica de aires trágicos, que suspira y enamora, es que joder, esa chica no hace nada, pero ¡NADA! Y los tiene locos de amor a todos.



Segundo: casi me llegué a creer el amor de Juliet por uno de los involucrados, cuando entonces se empezó a enamorar de otro, cuando en realidad estaba enamorada de la imagen de los dos (porque son hermanos gemelos) cuando resulta que además de encontrar atractivo aquel físico compartido por el arquitecto y el artista, estaba enamorada en general de la idea, el concepto o tragedia de vida que tenía uno de los involucrados (no diré cual porque sería spoiler) Es un poco complicado, pero cuando terminé el libro llegué a la sencilla conclusión de que esa chica solamente se había hecho una idea del tipo del que estaba enamorada (que es un poco del artista y otro poco del arquitecto) y excepto porque uno estaba vivo y el otro muerto, cualquiera le habría servido. Al final eran absolutamente intercambiables, lo único que los diferenciaba era que a uno le podía meter mano y al otro no porque era un fantasma.

Tercero: las otras dos partes del triángulo de amoroso no se salvan precisamente, el fantasma, bue… vamos a decir que era el único que realmente estaba enamorado (aunque no sé de qué porque bien MEH que es la Juliet) pero bien podría ser que lo suyo fuera una respuesta a que Juliet era la única persona con la que podía interactuar y bue… ¿algo como el Síndrome de Estocolmo? Y el último eslabón del triángulo, pues vale, ese sí me molestó, o sea, el tipo vio a la protagonista UNA VEZ, UNA FUCKIN’ VEZ cuando era niña, y con eso le bastó para decidir que era su amor eterno, que se casaría con ella al crecer y que además por ella y para ella se mantendría más puro y casto que Finn, el Stormtrooper de Star Wars, y quién me diga que Finn no es puro y casto (Hasta que Poe Dameron haga algo al respecto) que arroje la primera piedra, que todos los que shippeamos a Stormpilot hemos llegado a la conclusión de que enclaustrado en la Primera Orden desde que era un infante, rodeado de solamente Stormtroopers y en general de la nada espacial, ¿con quién va a tener sexo Finn? ¿Con Phasma? ¿Con Hux? ¿Con otro Stormtrooper? Finn is meant to Poe, #HeDicho

Y continuando con las virginidades (concepto arcaico, I know, pero c´mon, it´s Disney!) ¿Creen que este tipo lo sea?

The Master of the Knights of Ren ships Stormpilot too, #QueSeSepa


Y antes de que me digan, el tipo es un asesino a sangre fría que engatusó a su padre para luego matarlo y blah, blah, blah, les digo: YO SÉ TODO ESO, pero eso no es lo que estoy discutiendo, sino que bueno, de todo hay en el haber de Lord Satan Príncipe de las Tinieblas, o sea TUMBLR, y una vez en mis tardes de leer teorías conspiratorias de Star Wars, leí algo acerca de cómo la vestimenta de Kylo Ren era similar a la de un monje (¿ehrm, de la oscuridad?) y que luego de algunas otras locas explicaciones esto reflejaba que él probablemente era virgen y yo como que:



Entiendo que el tipo no es precisamente un Tom Hiddleston, pero oye, con sus desproporciones (cara larga como de caballo, pómulos enormes, micro-barbilla, narizota, labios regordetes y orejas de paracaídas, sí, he estudiado a fondo su rostro) pues bueno, él tiene su cierto público objetivo y cierto tipo de mujer que atrae cofcof ¡YO! Cofcof, y jope, antes de entrar a la Primera Orden tuvo más que tiempo de sobra para que entre meditación, crear su propio Lightsaber, y buscar el primer templo Jedi con Luke pues hiciera de la bestia de dos espaldas con alguien ¿no? Porque bueno, él a diferencia de Finn no fue tomado por la fuerza y recluido, éste sí tuvo su tiempo para ser y estar. Y si no, pues siempre estaban Phasma, cualquier Stormtrooper, algún Caballero de Ren, Snoke o… HUX.

KYLUX vive, la lucha sigue


¿Y en qué estaba…? Oh, por el casco de Darth Vader, cierto que esto era una reseña de un libro de dudosa moral romántica de Doña Howard *hace pausa porque tiene que recordar cómo reanudar su hilo de quejas acerca de uno de los tercios que compone el triángulo amoroso más fácil de resolver desde que sólo hay dos cuerpos de por medio cuando de los tres uno es insustancial* Pues sí carajo, el tipo la vio una vez y eso le bastó y le sobró para jurarle amor eterno a una criatura que bien pudo haber muerto en todos aquellos años, o haberse convertido en un ser completamente insufrible al que no le darías ni un vaso de agua sucia para calmarle la sed, o simplemente su físico no le sería atractivo. Porque los años pasan en vano y no importa qué, la persona de la que te enamoraste (a la que, sí carajo, viste una sola vez) va a ser exactamente la misma cuando, oh sorpresa, ¿te olvidaste de la pubertad, el proceso de madurez mental, adquisición de experiencias, sabiduría, etc., etc.? Como decía, el tiempo pasa en vano. El tipo, al igual que Juliet simplemente se enamoró de un ideal, de la imagen que creó para satisfacer sus fantasías de un interés amoroso perfecto.

Digamos que fue así: último tercio de triángulo amoroso apenas vio a Juliet a los ojos y gritó: ¡ESE VIRGO ES MÍO, ESE VIRGO ES MÍO!

Pero, Caly, ¿entonces por qué le estás dando tres estrellas? ¿Obi Wan Kenobi usó uno de sus trucos mentales Jedi para hacerte ponerle tres estrellas?



Ahhh, look at that face *una la ve y piensa en que todo lo que necesita es esa imagen en papel fotográfico, enmarcada en un cuadro y colgada en la pared más próxima a su cama para verla y besarla cada mañana al despertar, sí, eso es todo lo que una necesita, bueno eso y un funko de Kylo Ren sin máscara, y bue… el resto, paz mundial incluida es negociable*

No, Obi Wan Kenobi, no usó un truco Jedi sobre mí, quiero pensar que no soy débil de mente,  ¿ok? Pero es que bueno, según Goodreads tres estrellas significa “me gusta” y la cosa es que sí, a pesar de que la autora arrastra las mismas deficiencias que en su anterior serie (protagonista pava, triángulos amorosos mal resueltos y ciertos plotholes), pues me gusta lo que hizo en este libro.

Encuentro agradable su pluma, no es realmente remarcable, pero hay algo realmente agradable al leerla, aunque creo que usa mucho vocabulario como pa’que una diga, “oh mira que sí sabe”, es un inglés algo engorroso de leer, pero me gusta. Y es muy, pero muy dramática, por el casco de Darth Vader, ¡cuánto drama! Que criaturas tan melodramáticas son sus personajes, y ni hablar de sus circunstancias, esa mujer hace que hasta el más privilegiado de sus personajes tenga algo que lamentar. Y también está la cosa que esta autora sabe cómo escribir escenas románticas, en cierto modo  cursi, pero agradable y de alguna forma consigue que no sean empalagosas sino sexis, creo que le ayuda mucho ese factor drama y tragedia que usa para emperifollar a sus personajes.

Y también está la cosa que la autora en este libro se cuida mejor de los plotholes. Hubo cierta cosa que me hizo ruido, cuando el vizconde le escribe a Juliet para hablarle acerca de Hawk, de que lo conoce y tal, cuando ella evidentemente no lo hace y por quién es el vizconde, él tenía por sabido que ella y Hawk no se conocían, ¿entonces por qué coño le escribe acerca de si conoce o no Hawk? So, eso me confundió.

Y lo que más me gustó: Le PLOT TWIST, mai gad, que plot twist tan bueno, no sé si fue que se me escapó algo, pero al menos yo no me imaginaba ese giro de tuerca. Ya luego me molestó, porque ese plot twist le facilitaba a Juliet la decisión con cual quedarse (porque la criatura no tenía muy claro que es lo que le conviene al elegir entre un hombre cofcof Y ¡RICO! cofcof vivo y uno muerto *rolls eyes*) el plot twist muy bueno, lo conveniente que resultaba para Juliet no tanto.

En fin si tuviese que recomendar este libro por algo, sería por tres cosas: si te gusta el drama y los personajes trágicos, por lo bien que escribe esta autora escenas románticas y ese gran plot twist.

Lo bueno: Desde que este es un romance, pues lo bien que la autora sabe crear una atmósfera romántica.

Lo malo: La autora sigue sin superar su issue con las protagonistas pavas.

Lo feo: la intercambiabilidad de los dos objetos de deseo de la protagonista.

P.S.: Quiero que unos gemelos (que estén más buenos que comer del frasco de  Nutella con los dedos) se enamoren de mí, así cuando se me muera uno todavía me queda el otro.


Canción para este libro: Every breath you take de Chase Holfelder, es una canción altamente obsesiva y stalkeadora, eso de “I’ll be watching you” dicho/cantado repetidamente me da chills. Es muy parecida a la esencia del libro tipo: estoy tan obsesionado contigo… Y sí, esta versión me gusta más que la original, no sé, captura mejor la esencia de la letra de la canción, la otra suena más romántica a pesar de que la canción es más que nada posesiva/obsesiva con su “You belong to me”

0 comentarios :

Publicar un comentario