lunes, 5 de diciembre de 2016

Starflight (Starflight #1) de Melissa Landers

21793182

La vida en el reino exterior es una existencia dura, sucia y sin ley, y Solara Brooks tiene hambre de ella. Recién salida del orfanato, Solara necesita un nuevo comienzo en un lugar en donde a nadie le importe la grasa de motor bajo sus uñas o los tatuajes que la marcan como delincuente en sus nudillos. Está tan desesperada por alcanzar el reino que está dispuesta a ponerse bajo un contrato de servidumbre con Doran Spaulding, el rico y popular quarterback que hizo su vida miserable durante toda la escuela secundaria, a cambio de un pasaje a bordo del Zenith.

Cuando un giro del destino los hace terminar a bordo de la Banshee, una nave de dudosa reputación, Doran descubre que ha sido fichado en la Tierra por conspiración. Mientras persigue una serie de misteriosas coordenadas que se cree contienen la llave para limpiar su nombre, él y Solara deberán superar su enemistad para trabajar juntos y evadir a quienes los buscan para ponerlos bajo arresto. La vida en la Banshee puede ser tumultuosa, pero mientras Solara y Doran se ven obligados a cuestionar todo en lo que una vez creyeron acerca de su mundo—y el uno del otro—la nave se convierte en un hogar y la excéntrica tripulación en familia.  Pero lo que Solara y Doran descubren en el Planeta X tiene el poder no sólo de alterar sus vidas, sino la existencia de todos en el universo…

Sinopsis traducida por CalypK 


Futurista YO

Terminado de leer 29/09/2016

Y esta es de cuando leo según los gustos de las cuentas favoritas de Goodreads que sigo cofcof Emily May cofcof y las cosas salen bien, bueno, más o menos. Es que se me hizo justicia, porque después ciegamente leer ciertas dos recomendaciones, de YA precisamente, y no me fuera precisamente bien. Pues me dije, ¿me están fallando mis referencias y se han vuelto menos exigentes o es que el YA en verdad está así de mal?

Y creo que no dejo de leer YA, porque a pesar de los pesares, está la cosa de que entretiene y también que creo que al menos en lo que se refiere a lo literario: soy mujer de fe. Siempre me digo antes de empezar un YA: este sí va estar bueno. Este sí me va a gustar.

Me guste o no, no me pienso rendir. Ese es mi camino ninja/lector.

Ahora, hablando acerca del libro en cuestión, debo decir que me encuentro gratamente sorprendida. Landers trae una historia fresca de aventuras espaciales muy a lo que no estoy acostumbrada, puesto tengo una grave carencia de este tipo de ficción en mi haber literario, pero que después de haber pasado por este libro pienso solucionar. Cosa rara me sucede que no fuera la novelización de Star Wars la que me animara a leer más cosas espaciales, sino este que hablando claro en cuanto a creación de universo Star Wars se lo lleva por los cachos, pero a diferencia de la novelización está mejor escrito y sus juveniles personajes más llevaderos y mucho más creíbles.

Y que básicamente su protagonista femenina ES ella:



Es que estaba yo leyendo la descripción física de Solara cofcof ¡Rey! Cofcof tipo, ojos castaños que no son castaños y se ven más como verdes…, y no había terminado de escribir la autora el color exacto de los ojos (hazel) cuando yo grité a todo pulmón (en la santidad de mi pieza): ¡Es Rey! ¡Es Rey! ¡Rey, Rey, Rey! El añadido además de ser una protagonista espacial de color de ojos hazel es que al igual que Rey de Star Wars, esta chica tiene habilidad para meterle mano a las cosas mecánicas, reparar naves y así.

Pero como si esto fuera poco, luego vino el verdadero momento “veo lo que hiciste allí” cuando leo el nombre del Presidente de la Liga Solar, que es nada más y nada menos: HARUTO TAKAHASHI.

O sea, ¿este tipo?



Gusto me da ver que Naruto ha logrado tamaño éxito trascendiendo las fronteras del mundo ninja y siendo además de Hokage, el presidente de un sistema solar. En fin, Doña Landers:



Me complació de gran manera este libro porque como aventuras espaciales las encontré muy completas; había el obligatorio romance (pero no centrado en exclusivo en él), acción, piuu, pan, pun o armas espaciales, naves espaciales (aunque no Warp o Hiperespacio), ciertos avances tecnológicos ficticios, traiciones, princesas espaciales, piratas, eh, PIRATAS e incluso un infaltable (si de YA estamos hablando) girl-hate.

O sea, que la protagonista vio unas cuantas veces a una muchacha grosera más que nada indiferente y ya sabe que es una reina del mal. Y resulta que dicha reina del mal es la novia del protagonista masculino, o sea whyyyy. Dejen esa mierda en que toda mujer anterior a la actual protagonista es una vil víbora a la que hay que cortarle la cabeza nada más verla.



Y lo que en definitiva me dejo fría fue el final, yo me lo veía venir puesto que faltaban pocas páginas y aquello no veía manera de resolverse. Pero ese forzado “plot twist” no se lo cree ni la madre de la autora si lee esto, so simplemente NO.

En fin, creo que es el tipo de libro para pasar un buen rato e iniciarse en el mundo de la ciencia ficción espacial.

Lo bueno: Los que sean fans de Rey de Star Wars estarán felices de encontrar esta especie de Rey, o bueno “Solara” diluida. Me dejó muy contenta esta protagonista, la verdad.

Lo malo: Ese final medio demasiado forzado que se sacó la autora en veinte minutos antes de entregar el manuscrito.

Lo feo: El girl-hate.

P.S.: Todavía me sigo preguntando cómo en ese futuro que describe Landers puedes alterar tus células sudoríparas para que cuando sudes huelas a la flor de tu preferencia y no puedes cambiar tu color de cabello a voluntad sin que se dañe. Y esto me vino porque el idiota protagonista masculino estaba muy embelesado por la sedosidad del pelo de Solara (cabello sin tintar) comparándolo con el pelo rosado de su novia, maltratado y no agradable al tacto luego de ser repetidamente teñido. No sé, digo.


Canción para este libro: Futuristic lover de Katy Perry, y sí, esa no ET con Kanye West, no me parece que esa versión con Kanye le aporte nada a la canción. Could you be the devil, could you be an angel?

0 comentarios :

Publicar un comentario