#AdoptaUnaAutora: De cuando la Stiefvater nos explica el qué/cómo/cuándo/por qué la VIOLACIÓN es usada para desarrollar un argumento/personaje y está MAL

Y yo la amo incluso más por ello. (Se supone que esta última oración perteneciera también al título, pero después de una desaparición tan desvergonzada y lanzarme uno de mis típicos "títulos más largos de la vida" me dije: calm down Caly, estás llegando después de una larga ausencia, bájale 2. Así que me quedo con: título largo que no queda aún más largo porque lo continuo en el espacio destinado al desarrollo y me pongo en rollito fangirl con la Stiefvater que por esto que les voy a contar de ella que lo vale) Que se note que mis incisos siguen siendo largos también, por favor y gracias.  


¡No olviden visitar el sitio oficial de la iniciativa!

¡Hola abejorros! sé que debería ofrecer disculpas, explicaciones cofcof excusas cofcof o las razones/motivos/circunstancias de mi desvergonzada ausencia, sobre todo teniendo en cuenta mi delirante entrada acerca de mis propósitos literarios, estaba delirando cuando la escribí, verdaderamente. Pero no. No, porque estoy nerviosa, muy nerviosa porque estoy escribiendo de vuelta (que yo soy del típico que le gusta escribir, quiere escribir pero nunca escribe) pero no estoy nerviosa por escribir de vuelta sino porque escribo de vuelta directamente en el editor de Blogger.

Too much presión (sí, que el spanglish happens a lot on this blog)

Aquí cabría el espacio para excusa, EJEM: no tengo portátil, la pobre sufrió mucho bajo mi yugo y aguantó todo lo que pudo, pero pasó a mejor vida. Cuando finalmente pensé que había conseguido una nueva portátil, resultó ser sólo una tableta con teclado incluido glorificada, más o menos. La cosa es un producto Samsung que sólo permite utilizar servicios de Google (Chrome y derivados de este) nada de Microsoft, reproductor de música, ¡ni buscaminas psé! so, tocó seguir muriendo lentamente. 

Me apechugué y psé aquí estoy como si caminara sobre cáscaras de huevo (tratando de no romperlas) cada cinco segundos haciendo clic en guardar y en vista previa, pensando que en cualquier momento le haré clic en publicar y todo será un desastre. Gente bonita lectora, soy ansiosa, muy controladora y por lo general necesito una amplia red que pueda servirme como soporte para todos mis issues. No la he conseguido todavía, pero en lo que respecta al blog, podía tener esa ilusión con Microsoft Word. Allí es donde escribo todo y digo TODO no de forma vaga. En mis reseñas yo escribo un montón de basura en un documento word: anotaciones y tonterías a mí misma que encuentran su filtro antes de llegar al editor de Blogger, pero sin eso no soy nada. 

PERO, me he armado de valor y aquí estoy, tratando de mantener con vida a este zombie-blog-literario. También está la cosa que asumí este compromiso y sí me da pena quedar mal porque en verdad creo en lo que trata de conseguir esta iniciativa (darle visibilidad a LAS AUTORAS)



So, dejemos la paja de lado y comencemos con esto.

Lo que a continuación les mostraré es lo que considero: la piedra angular de esta entrada. Se trata de una traducción hecha por servidora de un texto publicado por Maggie Stiefvater en enero del año 2013 (en el cual ella misma explica las circunstancias por las cuales se produce el mencionado texto) y en el cual (mucho cual, i know) como dice el título explica el porqué ella considera que usar la violación para construir una trama y/o personaje es un recurso bastante medieval e incluso sexista porque como en sus interrogantes expone, ¿es la violación lo peor que le puede pasar a un hombre? ¿No? ¿Sólo a la mujer? Bueno, pues eso. 

Sin más dilación les dejo la traducción del texto (aquí pueden encontrar el enlace directo a la entrada en su idioma original y de puño y ehrrm..., ¿teclado? de Oña Stiefvater, por si sienten que me tomé demasiadas libertades con mi interpretación de su texto y se les da mejor el inglis y psé eso) 

_________________________________________

Esta es una Entrada Acerca de la Violación en la Literatura

He sido una máquina lectora en los últimos dieciocho días. De hecho, he leído cinco novelas, a través de cinco diferentes géneros. Una era del género literario juvenil adulto, otra del juvenil adulto, una más que trataba del género literario adulto y las últimas que eran dos fantasías adultas contemporáneas.

Las cinco presentaban al personaje femenino principal siendo violado.

Para el momento en el que llegué al libro número cinco estaba tan cansada, tan emocionalmente agotada, tan enojada, que me tomó un buen rato conseguir calmarme (incluso si el personaje principal no fue descrito tan marcado por su experiencia como yo lo estoy) y analizar la fuente de mi rabia.

Galopé directamente a Facebook y le conté al mundo cuán enfadada estaba. Añadí que ninguno de los personajes masculinos en estos libros tuvieron que sufrir una experiencia sexual degradante para llegar a crecer moral/psicológicamente o construir su desarrollo de personaje y/o agilizar la trama. Facebook respondió con una serie de recomendaciones de libros con chicos siendo violados en ellos, pero eso no era realmente lo que yo buscaba. Realmente no estaba buscando violaciones con igualdad de oportunidad.

Lo que quiero es que haya menos violación gratuita en la literatura. 

No hablo de libros como Speak. Hablo de novelas en donde la escena de violación pudo haber resultado fácilmente en cualquier otro tipo de escena violenta y sólo se convirtió en algo sexual porque había una mujer involucrada. Si se intercambiaran los géneros, la escena de violación no habría ocurrido. El autor habría llegado con un diferente tipo de escenario/historia de fondo/momento definitorio para un personaje masculino. Este tipo de violación es realmente una forma tan medieval y clásica de contar una historia. ¿Necesitas cubrir algunas apuestas? Escoge un personaje secundario femenino y lo violas. Preferiblemente con un dios u objeto mitológico si tienes uno a la mano.

Y eso comienza a sentirse mucho menos como realismo y más como una cultura que propaga como una enfermedad el ideal de las mujeres como victimas. Y comienza, especialmente cuando el autor es un hombre y la escena de violación es gráfica, a sentirse sospechosamente como si el objetivo fuese producir excitación. Comienza a sentirse como si el autor creyese que la única manera de representar la angustia en una chica es el abuso sexual.

Sí. Que alguien nos viole es una experiencia bastante traumática. Pero adivinen qué amigos, nuestras personalidades están formadas por una completa serie de experiencias. Bastante similares a las que cualquier hombre podría experimentar.

Entonces, en Facebook y Twitter, la gente dijo: "pero entonces te quejarías de que la violación y la violencia contra la mujer no está suficientemente representada en la ficción". En primer lugar, no. No me quejaría si no hubiese más escenas de violación gratuitas. Y en segundo lugar, las escenas de violación a las que me estoy refiriendo no son las que van a iniciar el diálogo acerca de la violación. Son escenas que imponen el rol de la mujer como subordinadas, víctimas y damiselas en apuros y Soy-Sólo-La-Suma-De-Las-Partes-De-Mi-Cuerpo-Que-Puedes-Violar.**

Quiero saber porqué la violación es la primera alternativa. Algunas personas en Facebook dijeron, "Porque es lo peor que le puede pasar a una mujer"

¿Lo es? ¿Es entonces la violación lo peor que le puede pasar a un hombre? ¿No? ¿Dicen que es diferente para las mujeres? ¿Entonces por qué sucede que nosotras como mujeres debemos encontrar que, que nos roben nuestra integridad sexual es peor que la tortura y la muerte? ¿Es porque... Soy-Sólo-La-Suma-De-Las-Partes-De-Mi-Cuerpo-Que-Puedes-Violar?***

Así que lo que estoy diciendo es: sí, escribe acerca de violación. No creo en eso de censurar la ficción. Pero creo en escritores que saben porqué escriben lo que escriben. Y si hay autores que escriben una escena porque en su subconsciente creen que la pureza sexual de una mujer es lo más importante acerca de ella, entonces necesitan reconsiderar.

No puedo decidir si una escena de violación gratuita me ofende más cuando está escrita por un hombre o por una mujer. Una me hace enojar porque se siente como si estuviera vendiendo la cultura de violación. Y la otra me hace enojar porque siento que las mujeres se lo están creyendo.

Mundo, tenemos que hablar.

*No, no voy a decirles qué libros eran. Un libro que a mí me sabe mal podría ser el favorito de otra persona, así que trato de no "no recomendar" libros. Prefiero simplemente recomendar los que me gustan.

**Oh, vaya. Al parecer sigo estando muy enojada.

***Sigo enojada.

[Lecturas recomendadas para mis lectores: Seanan McGuire’s blog post on rape y Women in Refrigerators]

_________________________________________

Lo primero que me gustaría resaltar luego del ranteo de la Stiefvater, es que siempre es admirable ver que un autor se preocupe (y no sólo de cual es su puesto en la lista de mejor vendidos o si acaso entra en la lista) por lo que pasa dentro de los libros y cómo el contenido de estos representa los grandes issues de nuestra sociedad, ya sea de forma intencional (cuando se trata de autores denominados por Maggie como "que saben porqué escriben lo que escriben") o de forma involuntaria cuando estos autores inconscientes de sus propios issues y cómo los reflejan en sus libros vienen a ser parte del problema. 

Ahora me gustaría enfocarme en el objeto de ranteo y/o issue que aborda la señora Stiefvater: estamos ante una cultura de violación, gente lectora, también conocida más popularmente en su terminología anglo como: rape culture

Para el género femenino es indispensable no ser violado, porque como expresa Maggie se le da una importancia desmesurada a la virtud sexual de una mujer, hechos por los cuales existen palabras ofensivas que sólo tienen su efecto de validez sobre la mujer *zorra, puta (la cual es la forma vulgar de llamar a una trabajadora sexual, pero mira las libertades que se ha tomado la gente hasta el día de hoy)* las cuales no existen para denigrar de forma alguna al sexo opuesto a pesar de exhibir un similar comportamiento sexual, la mayor ofensa para el hombre seria ser llamado mujeriego, lo que para algunos es incluso un elogio, y en general la indulgencia hipócrita de la sociedad patriarcal. Lo curioso sucede cuando esta cultura de violación nos enseña que la mujer debe prevenir/evitar ser violada y no enseña al transgresor que no viole. Eso básicamente define a la cultura de violación, en que de alguna forma (bastante retorcida) la mujer es responsable de que la violen.

¿Y que nos está contando Maggie que sucede? Que están vendiendo está mierda como si fuera la última distopía juvenil del momento con heroína badass incluida (sin olvidar el infaltable triángulo amoroso, claro está) y aunque muchos están conscientes de que este tipo de contenido literario es sólo un derivado destinado a las masas por su cualidad mercantilizable, hay gente que no lo sabe. 

Y como a su vez Maggie lo explica, la gente (ella señala específicamente al género femenino) se cree estas mierdas como si fuera palabra divina. Por lo que ateniéndome a lo que Maggie Stiefvater expone en su artículo: la violación es un tema delicado, escribir de ello con conciencia, pues vale, pero escribir de ello sólo para generar morbosidad, polémica sobre el contenido del libro y proyectar la imagen de la mujer como victima está más que mal, es seriamente enfermo. Y no del tipo de enfermedad que puedes curar con antibióticos, sino la que actúa como veneno a largo plazo y nunca termina de matar y de alguna forma se convierte en algo virulento y contagioso.




Me quedo con esta línea de Maggiecreo en escritores que saben porqué escriben lo que escriben.

Comentarios

  1. HOla, pos extrañandop tus mega titulos este te ha quedado de 10, incluso con el plus del subtitle hahaha... pos cuando un escritor se pone a comentar cosas de esta índole siempre hay controversia independientemente de la posición que se mantenga. Me parece interesante que se de el tiempo de razonar y expresar sus inquietudes tal cual nosotros y pos muy cierto lo desgastado que esta el uso de la violación como excusa a muchas otras cosas, ESTA MAL, solo eso. Besos y gracias por compartir tu opinión

    ResponderEliminar
  2. @Fey, psé sí, da cosa que estés hablando por el bien de una causa y terminen por tergiversar tu mensaje tipo que viene la gente que te da sugerencias para "violación con igualdad de oportunidad"

    En fin hay tantas cosas mal con este mundo.

    ¡Gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me gustó la forma en que lo escribiste... Y claro, entiendo aún más toda la emoción del título largo y todas esas otras cosas.

    Bueno, por ahora, me he hecho tu seguidora y voy a compartir este post en la página de mi blog en facebook, yo también estoy de acuerdo con la autora y bueno, espero que muchas personas también.

    ResponderEliminar
  4. @Emma, gracias por pasarte y por darle difusión al mensaje que nos deja Maggie, que es lo importante

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola, soy de la iniciativa blogs asociados.
    Te sigo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. @El club de las lectoras, gracias por pasarte, en seguida te devuelvo la visita ;)

    ResponderEliminar
  7. .. *al fin etoy cumpliendo con mis comentarios, recen por mi para que no se me pase*
    Lo primero obviamente el título me dejó muerta.. y usaste parte de la introducción para el titulo, Caly rules..

    Y de esta entrada no tengo mucho que decir... no porque el contenido me dejara indiferente sino porque quedé sin nada que decir. La entrada ya lo dice todo.

    Yo soy muy nueva en estos temas de feminismo en general, como la mujer es vista y plasmada en la sociedad, etc-etc, y me parece muy interesante el tema que escogiste para esta entrada, más aún, me parece muy interesane que Maggie se involucrara de esa manera, eso si es un ejemplo a seguir, figuras públicas que se involucran, eso es necesario. Disfruté mucho leer lo que tenía para decir y es más que obvio que estoy de acuerdo ¿cómo no estarlo? solo que me he horrorizado porque es algo a lo que poco le he puesto atención -no recuerdo haber leído un libro donde la usen como recurso pero si sé de varios a los que se los trata normalito aún cuando la usan así de mal, como simple recurso-..
    Me diste mucho para pensar, entender, analizar.. Me gustó mucho tu entrada por eso.. y gracias por compartir el escrito..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que tomaras este tópico como reflexión, esa era la idea. Gracias por pasarte y dejar tu opinión ;)

      Eliminar

Publicar un comentario