miércoles, 12 de abril de 2017

Hunted de Meagan Spooner

24485589

Bella conoce a la Bestia del bosque en lo profundo de su ser. A pesar de que creció con los aristócratas más refinados de la ciudad, lejos del viejo pabellón de caza de su padre, sabe que el bosque oculta secretos y que su padre es el único cazador que alguna vez ha estado cerca de descubrirlos.
Así que cuando su padre pierde toda su fortuna y decide que deben mudarse a las afueras de la ciudad, Yeva está secretamente aliviada. Lejos, en parajes desiertos, no hay presión para hacer charlas ociosas con baronesas insípidas... o para someterse en matrimonio con un caballero adinerado. Pero la desgracia del padre de Yeva podría haberle costado la cordura, y cuando él se pierde en el bosque, Yeva dirige toda su atención en una presa: la criatura que su padre había estado rastreando obsesivamente  antes de su desaparición.
Haciendo oídos sordos a las protestas de sus hermanas, Yeva comienza a cazar a esta extraña Bestia dentro de su propio territorio—un valle maldito, un castillo en ruinas y un mundo de criaturas de las cuales Yeva sólo ha oído en cuentos de hadas. Un mundo que puede traerle ruina o salvación. ¿Quién sobrevivirá: La Bella o la Bestia?
Sinopsis traducida por CalypK

Nacer, crecerreproducirseenvejecermorir..., PERO no para Yeva (Beauty) she wants better

Terminado de leer 07/04/2017

Estoy sentada en una mesa.

Por KamisamaGoku y Sheng Long, ¡estoy sentada en una mesa escribiendo la primera reseña del año


En serio, que alguien lo bendiga

En lo que va de 2017 este es el segundo libro que termino (El cuarto que comenzaba) así que sí, bendíganlo, que al parecer acabó la sequía librera-literaria-reseñil y este momento debe ser recordado para la posteridad.

Y joder, ¡que estoy sentada en una mesa como gente decente (de libros)!

Hay que decirlo sin preámbulos: soy la madre de la pereza, su encarnación, su alfa y su omega..., es decir, no les mentiría si les dijera que mis niveles de flojera son tan altos como para romper el aparato que mide el Ki que portan los esbirros de Freezer (sí, seguimos con las referencias obligatorias de Dragon Ball) So, yo todo lo que pueda hacer desde la comodidad de mi cama, el sofá del juego de recibo de mi madre, la cama de mi madre, etc., lo haré desde allí. Leo, escribo, procrastino en internet y es en verdad shockeante hacer las cosas como gente decente por primera vez en mi vida. Que estoy sentada en una mesa escribiendo, joder. 

Me siento poderosa, siento que puedo lograr cualquier cosa que me proponga, desbaratar el patriarcado, acabar con el hambre, la guerra.... Pero primero a lo de la reseña.



Tengo aproximadamente unas diez (¡10!) reseñas pendientes (el 90% de ellas arrastrándose desde el año pasado) pero este retelling de la Bella y la Bestia me ha dejado tan encantada que no podía sino ponerme escribir mis impresiones al respecto (casi inmediatamente, recordemos que soy floja) y fangirlear como ñoña



Mi cuento de hadas/tergiversación-hecha-por-Disney-con-issues-disfrazados favorito siempre ha sido la Bella y la Bestia, por eso no hablaremos del complejo de superioridad de Bella, el Síndrome de Estocolmo, los anger issues de la Bestia, que la Bestia es tan Bestia que ni nombre tiene y aún así se liga a Bella, las inclinaciones furry de Bellagurrrrllll, you like animalNO. Porque este es el RETELLING que todos los que amamos ese monstruo de moral de doble rasero que nos vendieron de pequeños al fin encontró una pluma digna de la magia que logró enamorarnos y hacernos de oídos sordos con todo lo que está mal en esta historia. 

Para darles una idea general de lo que hace de este un buen retelling, y a su vez explicar la esencia del libro y la introspectiva que conduce la trama de la historia, voy a dejarles como recomendación musical esto:




Si no están familiarizados con el culto al anime, pues les explico: este es el ending número cinco (¡5!) (versión latinoamericana) del anime InuYasha, desde que no tengo conocimientos de japonés, no sé que tan fiel es esta interpretación a la original, pero para los usos de los que me serviré para esta reseña me viene como anillo al dedo:

Antes de irse, el sol matiza,
y así la tarde se hace rojiza, 
yo no imaginé que así, mi vida sería, 
tras un ideal, más no sé cuál,
nada quisiera tener,
¿qué gran secreto guarda la vida?
¿qué nos anima o qué nos motiva?
insatisfecho va por el mundo mi ser
que alguien me diga que rumbo siga, 
monotonía hay cada día,
una ilusión, pues no quisiera caer, 
insatisfecho va por el mundo mi ser. 

Esa era toda la letra, pero quiero hacer hincapié en las oraciones que he subrayado, porque ese es el espíritu de este retelling, de nuestra Yeva, no Belle que aquí nuestro setting es Rusia, más o menos, ya del world building hablaré luego. Estamos insatisfechos, y hacemos vainas locas (no justificable) para encontrar nuestro lugar en el mundo y eso que nos llene. Estamos buscando, buscando, buscando, algo mejor, algo más, buscamos ALGO.

Y como no sabemos qué es ese algo, nos vamos a embarcar en una aventura furry sin sentido. 




En ese aspecto (principalmente por ese aspecto) creo que este libro es 100% el espíritu del cuento de la Bella y la Bestia. Según recordamos Bella tiene un grado de insatisfacción entre lo rural de su entorno y la falta de novedad que decididamente no se logra retratar de forma muy sensible en la cinematografía, puesto que lo que tenemos es una chica odiosa que se piensa mejor que todos los demás. 

En este retelling esto no sucede. Porque ese espíritu de "busco algo y no sé qué es" se mantiene durante toda la historia y la parte digamos "romántica" sirve para reforzar esa trama, es decir, este es de esos libros a lo Orgullo y Prejuicio que se vende como un romance pero en realidad se trata de algo más; del autodescubrimiento, del tedio que supone una vida monótona, del vacío que supone no encontrar aquello que está "destinado" para ti. 

Yeva lo retrata a la perfección, aunque sí, al principio tendremos que lidiar con una muchacha fastidiosa que no sabe qué hacer con su vida, aunque acá nos salvamos porque Yeva no padece de ese complejo de superioridad que tanto aqueja Belle, y sus issues mediante la narrativa de la autora son retratados de una forma más sensible. Aunque sí, joder, leerla al comienzo es un coñazo, esa chica era un fastidio. No fastidio a lo típica heroína YA pseudo feminista que nos quieren venir a vender estos días, pero sí era bastante odiosilla

Sin embargo no todo es flores para este retelling (que por algo no tiene nota perfecta)

Lo primero, es que el comienzo del libro se da a partes iguales lento y entre tropiezos. Estás esperando que pase algo, pero van pasando varias cosas pequeñas a la vez y después de mucho tedio que te hace pasar la protagonista te encuentras con la familia de Yeva en ruina con el padre cazando para proveer y con el padre loco y te quedas como: ya va, ¿en qué momento pasó esto, si hace dos páginas las cosas no avanzaban y estaba Yeva quejándose de lo miserable que era por ir a reuniones sociales?

So, es lento y a la vez atropellado al comienzo, si no es porque en verdad quería leer un retelling de la Bella y la Bestia y además la escritura de la autora es bastante noble, bien podría haber dejado tirado el libro.

Lo que nos lleva al segundo punto; los personajes persiguen la trama y muchas cosas pierden sentido porque para ser el retelling que es, tienen que seguirse ciertos parámetros, lo cual a veces dejaba mal parados a los personajes porque se les desvirtuaba y dejaba out of character, al menos en lo que respecta a la caracterización que ya les había dado la Spooner.

Creo que este punto está relacionado directamente con el primero y porque algunas cosas tienen que pasar vemos ese lento atropellamiento al principio del libro tanto en la historia como en los personajes. Por ejemplo el padre de Yeva que porque sí un día decide mandar todo lo que posee en una caravana por parajes inseguros y pues así perderlo todo, lo mismo con la locura en la que cae y su posterior deceso. 

Y el tercer punto es que la autora se esfuerza mucho porque Yeva no caiga en los issues que Belle en cuanto a la relación no muy sana con Bestia. Por ejemplo, en lo que respecta al Síndrome de Estocolmo, se trata de reflejar que la Bestia es tan prisionero (de su maldición) como Yeva de la Bestia, lo mismo que SPOILER ALERT! cuando Yeva cree tan tontamente (para alguien que es retratado tan capaz, no me lo creí) que la Bestia es un prisionero (de la Bestia que la atrapa) al igual que ella y que le está ayudando y lo de que no lo pueda ver (por tener los ojos vendados) y le agarre cariño actúa en favor tanto para lo del Síndrome de Estocolmo (ella piensa que quién la ayuda es un prisionero al igual que ella, me repito) y lo de las inclinaciones furry, ella le coge afecto sin verlo y no caemos tanto en eso de: ¡mai gad, se enamoró de un animal!

Y se me estaba olvidando, pero no señor. Esta la cosa del world building, en este caso el setting es Rusia, que como siempre es los americanos tomando lo que les gusta de una cultura sin indagar mucho mientras en el camino se pierde el valor y/o significado de dicha cultura, porque no es mucho lo que la autora se haya matado en su world building ruso, es poco más que los nombres, los cuentos de la mitología rusa y la nieve perpetua y ya según la autora nos tenemos que tragar que eso es Rusia.

Y ya que lo pienso objetivamente, Caly libre de sentimentalismos baratos habría sido seria y le habría dado un 3.5, pero que me puede más encontrar un retelling decente de la Bella y la Bestia, ambientado en Rusia, que muestra a una heroína que la mayor parte del tiempo no me gusta pero que puedo entender y al final de todo empatizar con ella porque creo que como muchos al igual que yo y Yeva, alguna vez hemos sentido el sinsentido de la vida y atrapados en esa vorágine hemos intentado arduamente encontrar nuestro "algo que no sabemos" 

Por eso, que aunque no apruebo todo lo que sucede y a quién le sucede (eh, Yeva que es contigo) creo que es un muy buen retelling y lo recomiendo encarecidamente. Y con un 4 se queda.

Lo bueno: Por los dioses nuevos y los viejos, al fin un retelling decente, ni tanto que sea de la bella y la bestia (que me encanta) pero ¡es un buen retelling!

Lo malo: Que como mencioné algunas quedan "out of..." por perseguir la trama.

Lo feo: Nada que reportar, como he dicho, me siento bastante condescendiente con esta novela.

P.S.: Eché en falta los musicales, Lumière y los objetos parlantes, pero don't worry, la autora le da un twist a estos secundarios mediante el folclor ruso

Canción para este libro: Eh, pero si ya les he dejado el ending de InuYasha, ¿pues, qué más? Pues esto My body is a cage de Arcade Fire, creo que también refleja mucho de la lucha y persecución en que se embarca Yeva, ella se siente atrapada (luego de hecho lo está por la Bestia) y va tras algo, lo consigue pero sigue insatisfecha y sigue en ese círculo de búsqueda.

0 comentarios :

Publicar un comentario