Cuentos de la selva de Horacio Quiroga | Reseña

26296188

Los cuentos de la selva fueron escritos por Quiroga para sus hijos y se transformaron, con el tiempo, en lectura de cabecera de los chicos dentro y fuera de la escuela. estos ocho relatos han estado vigentes por su mezcla de aventura, peligro y paisajes exóticos de la selva misionera, y el bosque chaqueño. Tortugas, flamencos, abejas, gamas, yacarés, todos los animales son personificados por Quiroga y se vuelven protagonistas de historias fascinantes.

Yacarés, yacarés everyFUCKINwhere

Terminado de leer 06/02/2018

Esta reseña la tengo "cogiendo polvo" desde antes de venirme a Perú y la verdad ni idea de por qué, si bien que podía haberla subido sin más. Y a ello vamos. 

Y para variar, comenzaré hablando de lo bueno, que siempre comienzo por lo malo.

A ver, si no estoy mal, esta es la segunda experiencia que tengo con este autor. La primera fue alguna vez en secundaria -todavía no era lectora por gusto- cuando nos dejaron de tarea grupal leer y analizar cuentos escritos por autores latinoamericanos. En ese entonces nos tocó leer a mí y a mi grupo La gallina degollada -del mismo Horacio Quiroga- que debo decir en su momento me pareció brillante y en verdad disfruté de aquella lectura -con todo y que no era gente de libros-. Por lo que admito, tenía muy altas expectativas con este, esperaba muchas cosas de este, cosas que más que nada se quedaron a medias.

Y como ya dije que hablaría primero de lo positivo, psé vamos a ello. Para resumirlo, creo que lo positivo se reduce a dos (¡2!) cosas exclusivamente: la habilidad como cuentista de Quiroga para tejer historias interesantes, inteligentes, ingeniosas y muy bien hiladas, que este hombre calza muy bien -en el caso presente- el mundo animal, con actitudes humanas, cuestiones de moral y cuestiones bélicas -lo cual lo pongo como positivo por lo ingeniosamente elaborado que está, pero también lo pondré como negativo por cuestiones que explicaré más adelante-, y lo segundo que quedé encantada con todo el vocabulario del folclor uruguayo que nos presenta Quiroga, cada vez que decía Yacarés, y trust me on this, se dice un chingo de veces, me quedaba tipo OHHHHHH, y sólo menciono esa por mencionar una, porque había bastante vocabulario nativo uruguayo y formas y maneras de esos lados que quedé completamente enamorada en ese aspecto.

Lo malo es que más fueron las trabas con las que me encontré en la lectura para poder disfrutarla tanto como hubiese querido. La que más me reventaba la paciencia: el estilo de Quiroga, no sé si es porque es un cuento para niños, lo cual ni yo me lo creo, porque el hecho de que escribas para niños no te resta para deslucir tu escritura. Pero lo cierto es que en esta ocasión lo encontré insoportable, era tan parco, tan tristemente plano y simplista que era doloroso de leer, básicamente se resumía en construir oraciones a lo "el cielo es azul" y no les digo lo tedioso que es de leer una buena historia con un estilo de escritura miserable. Se sufre lo indecible, ay de mí, que yo ya estoy acostumbrada a cierto nivel, lo bello que escribe Maggie Stiefvater, lo bello que escribe Laini Taylor y no mamen, esto....

La verdad, espero que sólo se tratase de un lapsus del autor, porque habilidad como cuentista para crear historias kúl, la tenía.

Y para referirme al asunto de la inteligencia de Quiroga para crear historias que mezclaran moral, con cuestiones bélicas y el mundo animal, que les decía que lo tomaba tanto positivo como negativo, psé es que me parecía muy bien el ingenio que había detrás de ello, pero por otro lado, con lo que se esperaba lograr una moraleja en cada cuento -que es para niños, psé-, encontré esa moral bastante dudosa cuando me topaba con tanta violencia gratuita y cosas de cosas, animales haciendo la guerra. Hablando claro, me parece que para andar dando lecciones de moral, el autor trivializaba mucho la guerra, poniendo de por medio nada más y nada menos al mundo animal de por medio, que ya de por si es bastante cruel. Es decir, me quedo con la sensación de haberme cruzado con una moral fallida. Y hasta casi armo un movimiento pro-tigres, que pobre animal prácticamente quedó en extinción con tanto balazo que recibió en cada cuento.

En fin, que hubo mucha violencia innecesaria, me olí algo de supremacía del hombre como especie y el autor promoviendo la cacería y esperando que yo me sintiera mal por un tipo que caza un animal por deporte y su piel y que luego queda a merced de dicho animal, psé como decían las mantarrayas guerreras:
¡Ni nunca!

Lo bueno: En verdad me resultó muy agradable conocer del vocabulario nativo uruguayo.

Lo malo: Cosas negativas de nuestra sociedad trivializadas en cuento infantil. UGH.

Lo feo: El chasco que me llevé con este y la escritura del autor.

P.S.: #PrayforLosTigres

Canción para este libro: War pigs de Black Sabbath, puesto que andamos bélicos...

Comentarios

  1. ¡Hola de nuevo!
    No conocía al autor y me he quedado muy loca con tu reseña. ¿En serio escribe cuentos para niños y hace esas cosas con la violencia? Pero se supone que debería inculcarles buenos valores. Como si no hubiera ya suficiente violencia en el mundo :(
    Es una pena que te hayas desencantado con el autor, aunque al menos has sabido verle un pequeño lado positivo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el tipo de cosas que no me queda claro, la cosa es que la forma en que lo planteó el autor, toda la cuestión bélica se "normaliza" y además que en medio de todo ello el autor trata de meterte las cuestiones morales y no me cuadran cuando me estás metiendo violencia.

      En fin, como dices, me quedo con lo positivo.

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Hola, Meri
    Me da que este autor no es para mi. ¿Con cual me recomendarías empezar de Maggie Stiefvater (soy tan vaga que he copiado y pegado el apellido para no tener que subir otra vez xD)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He puesto Meri. Quiero pensar que es el subconsiente de que el comentario anterior es Mari y no que me estoy convirtiendo en Golum.

      Eliminar
    2. Mmm, diría que por Las carreras de escorpio, que es autoconclusivo y desde ese libro para acá se puede observar todo lo que mejora Maggie. Ya si con ese le coges el tranquilo a la Stiefvater puedes darle con su saga de los chicos cuervo.

      <3

      Eliminar

Publicar un comentario