Words of radiance (The stormlight archive #2) de Brandon Sanderson

17332218
Hace seis años, el Asesino de Blanco, contratado por los inescrutables Parshendi, asesinó al rey Alethi la misma noche que se celebraba un tratado entre los hombres y los Parshendi. Así comenzó el Pacto de la Venganza entre los altos príncipes de Alethkar, y la Guerra de las Cuentas contra los Parshendi.
Ahora el Asesino vuelve a estar activo de nuevo, asesinando a los gobernantes alrededor del mundo de Roshar, usando sus desconcertantes poderes para frustrar a cada guardaespalda y eludir a todos los perseguidores. Entre sus principales objetivos está el alto príncipe Dalinar, considerado el verdadero poder detrás del trono de Alethi. Su papel como líder en la guerra parecería suficiente razón para asesinarlo, pero el maestro del Asesino tiene motivos mucho más profundos.
Mientras que sus enemigos esperaban verlo morir por la miserable muerte de un esclavo militar, Kaladin sobrevivió para recibir el mando de los guardaespaldas reales, un acto sin precedente para un "ojos oscuros" de bajo estatus. Ahora debe proteger al rey y a Dalinar de todos los peligros comunes, así como de la amenaza absolutamente poco común del Asesino, todo mientras lucha en secreto por dominar sus nuevos y notables poderes que de alguna manera están relacionados con su honorspren, Syl.
La brillante pero problemática Shallan  hace su mejor esfuerzo en un camino paralelo. A pesar de estar rota en formas que no está dispuesta a reconocer, ella tiene una terrible carga: debe evitar de alguna manera el regreso de los legendarios Voidbringers y la Desolación posterior que traerá el fin de la civilización. Los secretos que necesita los puede encontrar en las Llanuras Destrozadas, pero sólo llegar allí resulta ser más difícil de lo que ella podría haber imaginado.
Mientras tanto, en el corazón de las Llanuras Destrozadas, los Parshendi están tomando una decisión de gran importancia. Al verse presionados por años de ataques Alethi, y sus números cada vez más reducidos, son convencidos por su líder de guerra, Eshonai, de arriesgar todo en una apuesta desesperada con las fuerzas sobrenaturales de las que alguna vez huyeron. Las posibles consecuencias para Parshendi y humanos por igual, de hecho, para Roshar misma, son tan peligrosas como incalculables. 
Sinopsis traducida por CalypK

Rojo rojito

Evitar leer esta reseña si no se ha leído el primer libro.

Terminado de leer 11/08/2015

Protege al amigo, y al enemigo también.

“I will protect even those I hate,” Kaladin whispered through bloody lips. “So long as it is right.”

Consideraciones previas a la review:

Me dije dos cosas a mí misma antes de comenzar a esta review. Mí misma, son dos cosas, dos únicas cosas, at least do a try: Controla los spoilers

Y lo segundo:



Mí misma evidentemente me mandó a la mierda, party hard, baby:



Este va a ser un spoilerístico paseo por el los bellos prados del fangirleo. No dividiré para comodidad del ojo lector la reseña a partes de lo que me gusta y lo que no, porque como estoy hecha un lío, that’s not gonna happen.

Si tuviese que definir este libro con una palabra, sería: FRÍVOLO. Kaladin de repente no tiene que salvar la vida de sus hombres sino la de su Alto príncipe Dalinar y sus respectivas principealidades (es la traducción que le doy a princeling) Adolin y Renarin y hasta el gran inútil coronado, digo, el Rey. Dalinar ya no tiene que probar que no está loco sino refundar a los Caballeros Radiantes y a Adolin le han dado carta para que se vaya a duelo con quién le merezca (y hasta con quién no) y entonces nos queda la más grande de las frivolidades: EL triángulo amoroso (yeah, Sanderson lo hizo otra vez)

Porque este señor no se está quieto si no la jode con un mal personaje femenino (again, ya lo hizo) o un romance de tufores dudosos.

Representación gráfica del triángulo Adolin/Shallan/Kaladinazo



Y sucedió que mientras Adolin y Shallan vieron con tantísima alegría Rojo-rojito y Rubio con negro respectivamente, vino el pobre Kaladin a embarrarla y ver a un príncipe con las dignidades por el suelo y a una oportunista en el mejor de los casos, en el peor una posible asesina. Digamos entonces que sucedió lo inevitable, Adolin pese a todo y ser medio estúpido es buena gente y eso lo puede ver Kaladinazo y la oportunista no es más que eso, una oportunista con mucha suerte y una cabellera digna de publicidad de Pantene. En verdad no lo entiendo Sr. S. estas son ganas de rizar el rizo ¿qué necesidad había de agregarle un mal tercio al Adollan? ¿Uno que además ha pasado tanta roncha como mi Kaladinazo? ¿A una buena pareja además? Es decir, les creaste una muy buena química, digo, ¿quién puede traer a colación el cagarse en la armadura en una cita romántica y salir indemne?

Khaleesi 2.0

Porque si el Sr. Sanderson no la fastidia con un personaje femenino, no es él mismo. Sucede que a esta señorita Shallan la traicionan más que a la khaleesi, se tarda más que la Khaleesi en llegar a Poniente y además es repelente y resulta que cada dos párrafos dice que es una nueva mujer o sea así o más #YOLO para salir y cagarla posteriormente porque bueno, es ella, “la nueva mujer” Ni yo en mis recuperaciones post-depresivas, psé.

El Kaladinazo (y aquí me tomo la prerrogativa de nombrar a mi Kaladin según los disturbios, saqueos, ocurridos en mi país hace unos años, El Caracazo, porque bueno han estado ocurriendo disturbios similares en los últimos tiempos y bueno, que pasa, me deprimo y de alguna manera debo drenarlo. Y que no hay nadie más buscapleitos que este tío, hombre)

Y porque mi Kaladinazo tenía que volverse frívolo y chachis, porque ahora cuida a los ojos claros, entonces sus preocupaciones son más sofisticadas. Antes tenía que sobrevivir, ahora él decide si el rey inútil vive para contarlo o no. Al principio no sabía cómo sentirme ante este giro de tuerca, los pensamientos magnicidas de Kaladin, su agobio ante su nuevo entorno, Szeth, la Khaleesi  2.0… Pero entonces me di cuenta que de cierta forma esto era lo que estaba esperando (no estos sucesos en específico) pero si el caos en general porque yo, CalypK Jinx, quería ver al Kaladinazo sufrir. I’m mean, I know. Las primeras 300 páginas o más son un coñazo porque nada pasa, sobre todo porque está contado desde la perspectiva de Shallan que tiene el mismo atractivo que una astilla debajo de la uña. Y Kaladinazo solo estaba allí, a la expectativa, pero entonces se comienza a poner todo depresivo y locochon y la comienza a cagar y por fin se viene lo bueno ¡Sufrimiento para el buen Kaladin! YAYYYYY. Y es que si no tienes a un Kaladinazo al cual poner a sufrir no eres el buen Sr. Sanderson

El ridículo

Encuentro con especial agrado que Sanderson de cierta forma ridiculice nuestros prejuicios (digo nuestros no porque los comparta sino porque son los prejuicios del mundo en el que vivo) al llevarlos casi al extremo en su peculiar sistema social en el que los ojos claros gobiernan a los ojos oscuros, las mujeres deben cubrirse la mano izquierda, etc. Al menos a mí con eso la ha atinado y a lo grande, es decir que ¿qué te juzguen por el color de tus ojos? ¡¿A quién se le ocurre?! Todavía que lo hagan por el color de piel, eso es más que aceptable ¿Pero por el color de ojos? ¡El escándalo! *sarcasmo off* Parafraseando a Kaladin: “A mí me han juzgado toda la vida por el color de mis ojos,  no te voy a juzgar a ti por el color de tu piel” Grande, Kaladinazo y Sanderson ¡Grande!

Lo bueno: Me gustó particularmente que Dalinar haya conseguido estar en paz consigo mismo al darse cuenta que el asesino de su hermano está más allá de su alcance y que ni él hubiese podido hacer nada para salvarlo. Igual que él también fuese un caballero radiante, y el líder de los caballeros radiantes. Muy bueno.

Lo malo: Las más trescientas páginas que hay que aguantarse de relleno del principio. Ugh.

Lo feo: Shallan. Me parece de muy mal gusto que el objetivo principal de este personaje sea ser el objeto de deseo en un triángulo amoroso. POR-FA-VOR

P.S.: Voy a ser una viejita sensual para cuando esta saga termine.

Mi canción para este libro: Bad to thebone George Thorogood. Porque Shallan creía que era la Khaleesi 2.0

Comentarios

  1. No he leído esta saga pero me he comido esta reseña con spoilers como la mejor porque soy una superficial y me ha hecho mucha gracia la imagen del pato party hard.
    Se ve que este libro es un poco un libro de transición por eso ponen ese triangulo que prohibiría en cualquier ficción si no se desarrollan bien (que creo que nunca lo hacen) como en este caso según comentas . Pero parece, en si,una saga interesante.
    Por cierto, gracias por la cultura general de Venezuela. Siempre me ha interesado saber mas sobre nuestros primos hermanos, sobretodo para parecer lista con mis amigos venezolanos xD
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. @Mery, esta saga es de lo mejor que ha escrito Sanderson, la recomiendo mucho. Solo tienes que pasar por alto alguno de sus bajos.
    Qué penita con mi folclor venezolano, no me había dado cuenta que se me salía tanto xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario