Siege and storm (The Grisha #2) de Leigh Bardugo

14061955

La oscuridad nunca muere.
Siendo cazada a través del Mar Verdadero, atormentada por las vidas que tomó en el Redil, Alina debe tratar de hacer una nueva vida con Mal en una tierra desconocida. Y entonces descubre que comenzar de nuevo no es tan fácil mientras mantiene oculta su identidad como la Invocadora del Sol. No puede escapar de su pasado o su destino por mucho tiempo.
El Darkling ha emergido del Redil de las Sombras con un aterrador nuevo poder y un peligroso plan que pondrá a prueba los límites del mundo natural. Con la ayuda de un notorio corsario, Alina regresa al país que abandonó, decidida a luchar contra las fuerzas que se reúnen en contra de Ravka. Pero a medida que su poder crece, Alina se sumergirá aún más profundamente en el juego del Darkling de magia prohibida, y más lejos de Mal. De alguna manera, tendrá que elegir entre su país, su poder y el amor que siempre pensó que la guiaría--O arriesgarse a perder todo en la venidera tormenta. 
Sinopsis traducida por CalypK

Quiero a mi bebé Sobachka

Terminado de RE-leer 14/12/2015

Guess what!

DARKNESS NEVER DIES


Guess what too!

El Darkling y yo tuvimos un affaire secreto (bueno, ya no tan secreto) el cual rindió los más maravillosos frutos: a Little Golden Boy llamado Nikolai Lantsov, Major of the Twenty-Second Regiment, Soldier of the King’s Army, Grand Duke of Udova, and second son to His Most Royal Majesty, King Alexander the Third, Ruler of the Double Eagle Throne. Olvídense de toda esa pompa real de un tal Alexander Tercero, Nikolai es mío y del Darkling. Mi Sobachka.

Dejando claro esto, daré un breve repaso de lo que pasó y de lo que pasa en esta continuación de la trilogía Grisha. Y para que queden advertidos lo demás será fangirleo puro y duro.

La premisa de esta continuación queda clara desde un comienzo: La oscuridad nunca muere, y sí, viene a significar lo que todos pensamos: el Darkling, mi cosita perversa, está vivito y coleando y la huida de Alina ha sido en vano. El abismo se está extendiendo y con Alina en cautiverio tenemos a un Darkling que no contento con haber supeditado a la invocadora del sol (Alina) con un primer amplificador, ahora ambiciona conseguir un segundo amplificador violando así las leyes de la Pequeña Ciencia que establecen que un Grisha puede tener solo un amplificador.

Pero la pobre TontAlina, que por su cuenta logró quedar a merced del Darkling, ahora contará con un nuevo aliado. Un pirata, digo, corsario de lo más chulis que se puedan imaginar, I mean:

“My mother was an oyster,” he said with a wink. “And I’m the pearl.”

Sí, tenemos un pillo en casa, baby


Este pillín hará delicias del libro mientras que: a) El Darkling no está y, b) tenemos que soportar el inminente e incipiente romance entre Alina y Mal, que yo nada más por hacer crítica constructiva, dejaré una cita de mi bebé Nikolai que expone con severidad y mucho tino la relación Malina:

“You know, for two people with a love eternal, you’re awfully insecure”

Me encantan como pareja porque reflejan con toda certeza lo que es una relación disfuncional, carente de confianza y que produce más desasosiego que confort. Lo más remarcable (que entiendo yo) que ve Alina en Mal, es que es un tío muy guapo. Es la única característica que me queda clara de todo su balbuceo pro-Mal.

De él, pues a él no lo entiendo, no entiendo en que se basa su atracción hacia ella, excepto por ser la chica con la que creció y un día un tipo muy poderoso le mostró interés y de repente era deseable. Alina poderes Grisha aparte es bastante simplona, hablando claro ¿Qué tiene de atractivo esta chica para que todos los tíos buenorros del libro estén tras sus huesitos?


Pues la verdad no me importa mucho porque a) me entretiene mucho ver sufrir a ese par de insufribles y b) TontAlina tuvo un progreso significativo, deseos del Darkling a un lado, se quedó con el segundo amplificador, porque sí, ella lo vale. Eso me gustó.

También me gustó que tomara las riendas del segundo ejército. Y lo último, que cuando Mal se le puso perra porque no le gusta en lo que se está convirtiendo, una Grisha poderosa, ella le dijo que le encantaba ser Grisha y que por nada en el mundo (o sease él)  dejaría de ser Grisha. Es algo contradictorio al primer libro, donde la autora da entender que Alina renunció a ser Grisha  siendo niña por estar con Mal, pero bue, algo es algo.

Y ya para pasar a la parte del fangirleo, mis infinitos desprecios a Mal, porque el muy idiota trata de manipular emocionalmente a TontAlina con esta joya:

“I came here for you. You’re my flag. You’re my nation. But that doesn’t seem to matter anymore. Do you realize this is the first time we’ve really been alone in weeks?”

Lo dicho: pendejo manipulador y además de incongruente para un tipo que supuestamente anda sufrido por ya no poder servir como rastreador en el primer ejército, ¿Dónde quedan nuestras lealtades, dude? Así de rápido se cambia de color, supongo. Y no solo esto se ve reflejado, sino también la propia debilidad emocional al poner a un tercero como el centro de tu universo sin más ambición que ser en recompensa el centro del universo de ese tercero, ¿quién eres tú Mal, Bella Swan?


Y psé, ya me dejo de quejar de la pareja del año para pasar a la Fangirl PARTY- HARD!!!



“The Darkling will hunt you for the rest of your days.”
“Then you and I will have something in common, won’t we? Besides, I like to have powerful enemies. Makes me feel important.”


Yeah, that’s my little piece of trash. *smiles*

Mi Sobachka es un príncipe encantador algunas veces, otras un abnegado soldado, pero bajo toda esa ilusión tenemos simplemente a un joven solitario que quiere hacer lo correcto incluso si sus formas para conseguirlo no son muy correctas.  I know, suena un poco como el propio Darkling, y creo que esa fue la intención de la autora. Establecer cierto paralelismo y que viéramos el “qué tal si…” el Darkling fuera uno de los chicos buenos.

Sobra decir que pienso que mi Sobachka, es como mucho con demasiado para TontAlina, incluso si se trata de una TontAlina 2.0. Pero como necesitábamos algo que contradictoriamente fortaleciera las debilidades de Malina como pareja y ahhh sí, un aliado para la causa anti-Darkling. Pues bueno que mi querido príncipe sea el tercero ¿o cuarto? En discordia no quita nada.

“Watch yourself, Nikolai,” Mal said softly. “Princes bleed just like other men.”
Nikolai plucked an invisible piece of dust from his sleeve. “Yes,” he said. “They just do it in better clothes.”

Did I say I love him already?????

Did I????

Well, I’ll do it again


En fin, que esta es la mejor continuación ever en una trilogía. Y la recomiendo un montón.

Lo bueno: no que bueno. LO MEJOR: mi Nikolai, y sí, como tengo que demostrar que soy imparcial, vamos a decir que la digievolución de TontAlina.

Lo malo: Echo un poquito en falta a mi Lord sombrío aka el Darkling, pero bueno que se apechuga por Nikolai.

Lo feo: Nada realmente, está todo muy bien llevado.

P.S.: “This is impossible!” I yelled. Sturmhond whooped. “When people say impossible, they usually mean improbable.” O sea, apártate Paulo Coelho, que aquí llegó, Sturmhond.

Mi canción para este libro: (You gotta) Fight for your right (To party!) por Beastie Boys, la escogí especialmente por mi amor de la vida en este libro, cuando están volando y TontAlina cree que Sturmhond se ve como un mad man, yo lo interpreto como el espíritu de la rebeldía similar al de esta canción. Escucharla en ese preciso momento is so ajshkdwghjwsdgjhscjdhahahAJLK.

Comentarios

  1. Es muy bena continuación, pero sorry no estoy deacuerdo xDDDDDDD no me impresionan ni el Darkling ni el corsario aunque tiene unas muy buenas frases.
    Alina no es la mejor pero ha despabilado mucho...

    pero MALINA ALL THE WAY.

    ResponderEliminar
  2. @Nina, es que tu parcialidad por Malina solo es comparable por la mía con el Darkling y Nikolai xD

    ResponderEliminar
  3. Como dije en la reseña del primer libro, no lo he leído y no creo que lo haga pero espero que sigan haciendo libros solo para leer tus divertidas reseñas. Me he reído mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. @Mery resta uno, la última oportunidad para usar todo mi odio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario